¿Cómo hacer una sopa con hilos de huevo?

Los hilos de huevo le dan un plus a cualquier sopa, una práctica comprobada en la cocina asiática, especialmente en China, Vietnam, Korea y Japón.
sopa huevo

La sopa de hilo de huevo es común en la cocina asiática, especialmente en China, Vietnam, Korea y Japón. Tradicionalmente consiste en batir un huevo y añadirlo a un caldo caliente (de pollo o verduras) lentamente, para obtener hilos de huevo delgados que se combinan con otros elementos que suelen ‘nadar’ en este tipo de sopas como el tofu y el cebollín. Cabe mencionar que otras culturas como la francesa y la italiana, también tienen sus versiones.

¿Cómo se hace?

Para hacerla en casa necesitas un muy buen caldo de pollo concentrado o una sopa —piensa en tu favorita, excepto una crema—. Después, bate un huevo o dos (dependiendo de la cantidad de sopa) y una vez que esté hirviendo, con ayuda de un colador coloca el huevo batido y cuela vigorosamente sobre la sopa caliente. De esta manera se formarán los hilos más uniformes y delgados. Deja que se cocinen por 2-3 minutos, el huevo no debe quedar muy cocido.

El resultado será sutil y muy suave.

Las sopas de huevo del mundo

En Japón se acostumbra agregar el huevo con fideos soba o udon. Mientras tanto, en Italia también se prepara y se le llama stracciatella que significa rasgado

En Francia se le llama le tourin a una sopa de ajo con claras de huevo en hilo.

Aunque en México no es tan común, en algunas regiones se prepara la sopa de jitomate con nopales e hilos de huevo, un gran platillo para empezar un festín. Usualmente se acostumbra a comerla en las fiestas o tornabodas.

Igual queda muy bien en un caldo de frijoles negros, sopa de fideo con unas gotitas de limón, caldo tlalpeño o de res.