¿Cómo quitarle la baba a los nopales?

Un buen puño de sal es todo lo que necesitas.
nopal

Los nopales son una de las cactáceas más utilizadas en la gastronomía mexicana. Se comen en ensaladas, en guisos y hasta cristalizados con azúcar y chile en polvo.

En los recetarios mexicanos hay varias sugerencias para cocinar nopales: los puedes asar, directamente en la parrilla, o hervir. El problema con cualquiera de estos métodos es el remanente viscoso —una baba— que no es muy agradable al paladar.

También te puede interesar: ¿Cómo cortar una pata completa de jamón ibérico?

Para evitar este resultado, una gran forma de curar los nopales es con mucha sal de mar. Un método que muchas cocineras tradicionales como Celia Florián, mamás y abuelas recomiendan.

¿Cómo se hace?

Remueve las espinas de los nopales. Cuando estén limpios córtalos en cuadros o rectángulos. Prepara un bowl grande con una taza de sal de mar (para 4 nopales chicos). Luego, incorpora los nopales cortados y amasa con la sal por 3-5 minutos.

Después pasa por un chorro de agua fría, cuela muy bien y quita el exceso de sal con más agua. Seca con un poco de papel absorbente. Con este método los nopales conservan su color verde brillante y su textura, se podría decir que quedan al dente.

Los nopales curados en sal, quedan bien en guisos y también son ideales para comer solos, en una ensalada con un poco de cebolla blanca en pluma, aceite de oliva, sal, pimienta, jitomate en cubos, aguacate y queso fresco rallado. Una buena entrada para un festín.