La mejor manera de beber mezcal según un experto

Según el experto, lo primero es servirlo solo.
Mezcal_mezcaleros_covid

El mezcal ha estado teniendo un boom desde hace un tiempo en México, pero también en Estados Unidos. El complejo y rico destilado mexicano se ha disparado en popularidad, con ventas que aumentaron en un 40% solo en el último año en el país vecino. Y aunque el fuerte sabor ahumado del mezcal brilla en los cócteles, la mejor manera de conocer el espíritu a base de agave es sirviéndolo solo.

Beber mezcal solo es la forma tradicional en que los mexicanos disfrutan de la bebida y te permite experimentar sus matices en aroma y sabor. Para la elaboración del mezcal se utilizan más de 30 variedades de agave, cada una con un carácter y sabor distintos. Y dado que el licor se produce en todo México, el terruño y el proceso de destilación varían mucho de una región a otra.

“En un mundo donde la velocidad es tan apreciada, el mezcal es un licor que se destaca porque lleva mucho tiempo prepararlo”, dijo a Food & Wine U.S. el experto en agave y fundador del mezcal Montelobos, Iván Saldaña. “Debemos esperar al menos de siete a ocho años para que nuestro agave espadín alcance la madurez para poder cosecharlo, luego pasa por un lento proceso de producción para que brillen todos los sabores complejos que buscamos. Tradicionalmente, después de todo este trabajo y tiempo, el mezcal es lento saboreado, disfrutado y apreciado con los seres queridos”.

Y al igual que otros licores, vino y cerveza, las herramientas y la cristalería adecuadas pueden marcar una gran diferencia en el sabor del mezcal. Los utensilios son imprescindibles para servir, beber y almacenar el espíritu atrevido, le pedimos a Saldaña que nos sugiriera sus favoritos. Esto es lo que nos compartió.

Cómo servir mezcal

“El mezcal es un producto agrícola y también cultural. Siglos de tradición y artesanía local están vinculados a la cultura de beber esta bebida. Si existe la oportunidad, disfruto celebrando la artesanía de esa cultura cuando es posible. Me encanta este recipiente para servir hecho de barro negro oaxaqueño”.

En el extranjero lo puedes conseguir en páginas como Etsy o bien en Santa María Atzompa en Oaxaca.

“En México, tenemos una larga tradición de maridar pequeños bocados con sorbos de mezcal y otros licores locales. Con nuestro mezcal espadín, alimentos ligeros con tomates verdes, rojos y sal con chile, así como piña y chocolate amargo permiten al bebedor explorar diferentes facetas del perfil del espadín, así como también ayuda a limpiar el paladar entre sorbos“.

Las tazas para un chocolate las puedes pedir en Amazon o bien comprarlas en la Casa de las Artesanías en Oaxaca.

Cómo beber mezcal

“El mezcal se puede beber de una jícara, una veladora o incluso un vaso de tallo con una nariz estrecha para intensificar y atrapar las muchas capas de sabor en el mezcal que se está bebiendo. Montelobos Tobalá, por ejemplo, tiene un perfil mineral vegetal muy intenso y de larga duración. Recomiendo que una variedad atrevida como esta se beba lentamente en una copa para apreciar el mosaico del terruño y la complejidad que ofrece este mezcal. Esto proporcionará una nueva experiencia sensorial con cada sorbo“.

Las jícaras usualmente se consiguen en La Central de Abastos en Oaxaca o en el Mercado Benito Juárez.

“Tanto la jícara como la veladora, son ​​vasijas tradicionales; sin embargo, la jícara está hecha de un material orgánico llamado calabaza, o fruta del árbol de calabaza, y naturalmente absorberá algo del mezcal. No ocurrirá el mismo efecto en una veladora. Sin embargo, la boca bien abierta de la jícara permite que diferentes notas de sabor rodeen los sentidos. Además, recomiendo almacenar el mezcal en una jarra de vidrio o vitrolero, vasija de cerámica o barro, y a temperatura ambiente, lejos de la luz solar directa, si el mezcal no se va a consumir inmediatamente”.