Gracias a los excedentes de carne kobe, los almuerzos escolares en Japón están mejorando seriamente

Esto avergüenza al "día de la pizza".
carne kobe

Si recuerdas por un segundo, ¿cuáles fueron las mejores comidas que tuviste en la cafetería de la escuela? ¿Quizás una porción cuadrada de pizza, inexplicablemente servida con una guarnición de granos de maíz? ¿Una porción de puré de papas y gravy? O nuggets de pollo que también se servían con granos de maíz, porque el distrito escolar debe comprarlos por toneladas.

Los niños de casi todas las prefecturas de Japón tendrán un recuerdo ligeramente mejor de sus comidas escolares, porque sus bandejas de plástico se llenan con carne kobe. Así es, carne kobe. De acuerdo a Asahi, alrededor de 1,250 escuelas primarias y secundarias públicas en la Prefectura de Hyōgo están sirviendo o han servido carne kobe (o wagyu) a sus estudiantes.

Síguenos en Google News para que no te pierdas las novedades

“Esta es la mejor carne que he comido en toda la vida, sin lugar a dudas”, comentó un niño de 12 años después de haber comido wagyu y arroz en el almuerzo. “Voy a presumirlo a mis papás”. (Ni siquiera nuestros días de pizza anticipada eran tan buenos.)

La ciudad de Kobe —que es la capital de la Prefectura Hyōgo— decidió servir wagyu a los estudiantes de escuelas públicas en octubre, y continuarán sirviendo estofado de carne kobe, sukiyaki de carne kobe y otras comidas de cinco estrellas hasta principios del próximo año. La carne wagyu se ha servido en escuelas en 46 de las 47 prefecturas de Japón, y los estudiantes de 42 prefecturas también han comido platos de mariscos. Las opciones mejoradas de cafetería son el resultado de la pandemia: con la disminución de las comidas en los restaurantes y una sequía turística, los proveedores de carne de res y mariscos se han quedado con excedentes de algunos de sus productos principales.

También puedes leer: ¿Por qué la carne Kobe es tan cara?

En abril, el gobierno central de Japón decidió que cubriría los costos de las prefecturas al comprar wagyu y mariscos para servir en las escuelas, lo que ha ayudado a algunos proveedores con dificultades. “Algunas tiendas no tenían clientes a los cuales venderles la carne. Tenían tanto en sus inventarios que no podían almacenarlo todo en sus refrigeradores”, dijo un portavoz de la Asociación Cooperativa de la Industria de la Carne de la Prefectura de Hyōgo. “Apreciamos el consumo estable”.

En abril el Financial Times informó que el Ministerio de Agricultura estaba tratando de encontrar formas de alentar a los residentes a comer más wagyu. Una idea que se consideró, pero que finalmente se rechazó, fue la de emitir cupones que pudieran canjearse por carne wagyu para cada hogar japonés. En cambio, los niños de la escuela reciben almuerzos de carne kobe y algunos supermercados han bajado el precio de estos codiciados cortes de carne entre 20-40% en comparación con los precios del año pasado.

De repente, obtener esa cucharada extra de puré de papas ya no parece una gran ventaja.