¿Por qué deberías de usar un cubre bocas para ir al supermercado?

Hasta que se desarrolle una vacuna, usar un cubre bocas es el hábito más importante que podemos practicar.
artículos esenciales

Desde que el COVID-19 se ha fortalecido, los cubre bocas se han vuelto la regla más que la excepción en nuestras vidas diarias. Ahora está claro que usar un cubre bocas de tela es la mejor manera de prevenir la transmisión en interiores y espacios públicos, y eso incluye una cuestión esencial: hacer las compras. Los Centros de Control de Enfermedades (Centers for Disease Control) recomiendan cubrir la cara en lugares públicos donde la distancia social es difícil de mantener. 

Hasta que se desarrolle una vacuna, usar un cubre bocas es el hábito más importante que podemos practicar para protegernos a nosotros mismos y a las comunidades donde vivimos. 

Porqué deberías usar un cubrebocas 

La mejor línea de defensa después de ir de compras al supermercado o recoger comida de tu restaurante favorito es lavar tus manos por al menos 20 segundos. Mientras estés en el supermercado, es posible que haya transmisión proveniente de otras superficies además de la comida y los productos, pero es mucho más probable que suceda a través de las personas a tu alrededor. Los cubre bocas de tela previenen que las partículas contagiosas se esparzan de persona a persona cuando se tose, estornuda, habla o incluso cuando se respira. Aunque no son 100% efectivos, reducen el riesgo considerablemente, de acuerdo con una investigación de la CDC.

En cuanto a los tipos de cubre bocas que son aceptables para el público en general, las mascarillas quirúrgicas y los respiradores N-95 deben reservarse para los trabajadores de la salud y los primeros respondientes médicos. Para el resto de nosotros, los cubre bocas de tela son perfectamente suficientes para prevenir el esparcimiento de partículas virales. Es importante recordar que incluso las personas que son completamente asintomáticas pueden esparcir el virus tan fácilmente como las que presentan síntomas graves. 

Cómo usar un cubre bocas correctamente 

Cualquier persona mayor de dos años de edad debe usar un cubre bocas en lugares públicos. De acuerdo con los lineamientos de la CDC, las reglas más importantes cuando se usa una mascarilla incluyen: 

● Dejarse la máscara puesta todo el tiempo que se esté en un espacio público 

● No dejarla alrededor de tu cuello o frente 

● No toques la mascarilla, y si lo haces, lava tus manos durante 20 segundos después de haberla tocado. 

Cómo limpiar tu cubrebocas 

La CDC tiene una lista de lineamientos para lavar adecuadamente los cubre bocas. 

En la lavadora, usa la configuración más cálida con detergente de ropa regular (está bien lavarlos con el resto de la ropa). Para lavar a mano, haz una simple solución con cuatro cucharaditas de cloro para uso doméstico por litro de agua a temperatura ambiente, sumerge el cubre bocas por cinco minutos, luego enjuaga. Nunca mezcles cloro de uso doméstico con amoniaco o cualquier otro limpiador. Para secar la mascarilla, usa la configuración más caliente en la secadora o déjalo secar extendido con luz solar directa. 

Qué buscar en un cubrebocas 

Hay algunos tipos de cubre bocas, incluyendo los de doble capa de algodón, los de silicón con filtros intercambiables y los cubre bocas de nivel médico (que, de nuevo, deben ser reservados para los profesionales de la salud que tratan a los pacientes enfermos). Tu mascarilla debe cubrir la nariz, boca y barbilla; y debe tener un sujetador en las orejas para que permanezca en su lugar. Idealmente, los cubre bocas de tela deberían estar hechos de un tejido cerrado con una composición 100% de algodón.