Kek lapis de Sarawak: el pastel más complicado de hacer

El kek lapis, es un pastel que consiste de varias capas de coloridos bizcochos acomodados en formas geométricas por dentro.
pastel de malasia

El kek lapis es un pastel originario de Indonesia pero introducido y popularizado en la región de Sarawak en Malasia en la década de 1980. Es un pastel que consiste en varias capas de coloridos bizcochos elaborados con mantequilla, harina, huevos y especias como cardamomo, anís y clavo

En Sarawak lo llevaron al siguiente nivel cuando empezaron a introducir múltiples colorantes naturales y formas geométricas a la preparación. Usualmente, en un sólo pastel se hacen 30 capas de diversos bizcochos y los pasteleros se pueden llevar entre 4 o 8 horas en hacerlos. Es un proceso muy largo y requiere de mucho cuidado.

Según un artículo de Atlas Oscura, el kek lapis debe ser elaborado en varias partes. Primero el pastelero debe imaginar el patrón que desea dibujar dentro del pastel y posteriormente crear un plan de acción.

Para hacer el pastel, es necesario montar las capas de masa con mucho cuidado en una charola honda, hornear entre color y color por 10 minutos y una vez fríos, ensamblarlos de acuerdo al patrón elegido, con ayuda de mermelada o leche condensada para que se peguen bien.

Flickr

Anteriormente, este pastel se comía en celebraciones de cumpleaños o fiestas de la región, pero a raíz de su creciente popularidad se empezó a vender de manera regular en las pastelerías y tiendas de comestibles. El kek lapis fue tan reconocido en Sarawak que en 2010 le fue otorgado una indicación geográfica protegida, que se refiere a que este sólo es auténtico si proviene de esta región específica.