Mini sándwiches de brie con mermelada de puerro y balsámico

Crujiente, mantequilloso y con cremoso queso brie, este sándwich es reconfortante por excelencia
mini sándwiches de brie

Estos sándwiches de queso crujientes y supremamente mantequillosos obtienen su fantástico sabor del pan de masa madre y un toque brillante de los puerros con balsámico. Fueron inspirados por un quiche hecho con capas de puerro caramelizado, brioche y queso parmesano y gruyere, que la personalidad de televisión, Alex Guarnaschelli, comió años antes. En esta versión, ella utiliza brie porque es muy cremoso.

  • Tiempo de preparación N/A
  • Porciones
    • 8 sándwiches

    Ingredientes

  • ¼ de taza de semillas de ajonjolí, divididas
  • 1 puerro mediano (270 gramos), remueve y tira la parte verde oscura de arriba
  • 5 cucharadas de mantequilla sin sal (70 gramos), divididas
  • 1 ¼ de cucharaditas de sal kosher, dividida
  • 2 cucharadas de vinagre balsámico
  • 2 cucharaditas de miel
  • 8 rebanadas de pan de masa madre
  • 1 rueda de queso Brie, cortada en rebanadas de .5 centímetros
  • ½ cucharadita de paprika

    Pasos

  1. Tuesta 1 cucharada de semillas de ajonjolí en una sartén mediana a fuego medio-alto, revolviendo con frecuencia, hasta que las semillas comiencen a tornarse de color marrón claro, aproximadamente 2 minutos. Retira de la sartén y reserva.
  2. Corta el puerro horizontalmente en 4 tiras; corta esas tiras verticalmente hasta llenar 2 tazas.
  3. Derrite 1 cucharada de mantequilla en una sartén mediana sobre fuego medio; añade los trozos de puerro y 1 cucharadita de sal. Cocina, revolviendo con frecuencia, hasta que el puerro comience a dorarse, aproximadamente 10 minutos. Agrega el vinagre y la miel y cocina, revolviendo constantemente, hasta que la mezcla de vinagre se adhiera a los trozos de puerro, aproximadamente 2 minutos. Retíralo del calor.
  4. Coloca 4 rebanadas de pan en una superficie plana y coloca 50 gramos de queso en una sola capa en cada rebanada de pan. Espolvorea uniformemente con paprika, semillas de ajonjolí tostadas y el ¼ de cucharadita de sal restante. Cubre uniformemente con la mermelada de puerro balsámico; cubre con las 4 rebanadas de pan restantes. Presiona suavemente cada sándwich.