Formas de usar la lechuga que no es ensalada

Los tacos de lechuga son más versátiles de lo que piensas.
edgar núñez lechuga

Si estás tratando de comer más sano y salir de la monotonía, estos platillos te pueden inspirar a darle un giro a tus comidas y cenas.

Tacos de lechuga

Los tacos de lechuga son muy populares en algunas taquerías como La Casa del pastor, donde lo sirven con pastor o bistec o bien en restaurantes asiáticos como el Hunan, donde sus tacos son una entrada obligatoria. En casa, puedes hacer tu versión con carne de cerdo al horno, cacahuates y salsa de ajonjolí con un poco de cebollín. Luego, pica la carne y coloca en las hojas de lechuga. Los puedes servir como entrada.

Rollos al vapor

Para cambiar la masa de los dumplings, una buena alternativa es preparar rollos de lechuga rellenos de carne o vegetales al vapor. El truco está en utilizar dos hojas para que no se deshagan y poner en una vaporera cubierta por más hojas de lechuga para que no se peguen.

Al horno

Una opción de botana tibia es poner algunas lechugas romanas extendidas y previamente lavadas, en una charola para hornear con un poco de aceite de oliva, pimienta, sal y piñones troceados y hornear por 8-10 minutos a 120 °C. Después, espolvorea queso parmesano rallado y sirve tibio.

Enchiladas

Sustituir las tortillas por lechugas en el caso de las enchiladas verdes, te puede sorprender. Asegúrate de tener tu salsa verde bien caliente y en el plato tener listos tus envueltos de lechuga fresca rellenos de pollo y después baña con la salsa. Cubre con crema y queso fresco.

En sopa

Puede parecer extraño pero de hecho es una gran alternativa de cremas pesadas y sopas muy elaboradas. En una olla mediana, añade dos cucharadas de aceite de oliva, dos cucharadas de mantequilla, 1/4 de cebolla picada en cubos, sal y pimienta. Añade 2 tazas de caldo de pollo o verduras y las hojas de 1 lechuga mediana cortada en trozos. Deja hervir por 5 minutos, muele en la licuadora y regresa a la olla por dos minutos más. Sirve con crutones.