¿Cómo hacer soup dumplings caseros?

Sazonar muy bien el caldo es lo más importante en estos dumplings.

Los xiao long bao o soup dumplings son originarios de Shangai. Por fuera son como un dumpling común, pero al morderlos, te das cuenta que están rellenos de caldo y pequeños trozos de cerdo. Pero ¿cómo se logra esto? Aquí algunos tips para lograrlo.

Para la masa de dumplings necesitas:

1 taza de harina para pan (para la masa) y 1/3 de taza de harina regular blanca (para amasar). La harina de pan la puedes conseguir en panaderías como Lecaroz o tiendas especializadas como Central Gourmet

1 pizca de sal

7 cucharadas de agua fría.

1 taza de agua tibia (20 ℃). Resérvala, servirá para pegar las puntas de la masa, una vez que este aplanada.

2 cucharaditas de aceite de girasol o canola.

Puedes hacer la masa a mano o en el procesador. Cualquiera que sea la forma, primero asegurate de mezclar los ingredientes secos (harina de pan y sal) y después los líquidos.

Para formar la masa sobre la mesa, utiliza 1/3 de taza de harina regular. Amasa y bolea hasta que esté lisa, forma bolitas de aproximadamente 15 a 20 gramos. Con ayuda de un rodillo aplana como si fuera una tortilla y reserva.

Para el caldo:

Puedes hacer caldo de pollo o cerdo, y añadir verduras para darle más sabor. Una vez que el caldo hierva, retira la espuma, cuela la carne y las verduras y apaga el fuego. El caldo no debe tener residuos de nada.

Agrega al caldo gelatina sin sabor (puede ser en hoja o agar agar, de 25 gramos el paquetito). Cualquiera de las dos las encuentras en Central Gourment.

Revuelve muy bien el caldo con la gelatina hasta que no haya grumos. Con ayuda de una taza medidora, coloca la mezcla en una charola y deja que gelifique en el refrigerador. La gelatina será parte del relleno y se derretirá cuando calientes los dumplings.

Para el relleno:

En un bowl grande mezcla carne de cerdo molida (1 kilo), jengibre picado (1 pieza), ajo (un diente triturado), cebollín (picado finamente), una pizca de sal y 1/4 de taza de salsa de soja. Revuelve súper bien y refrigera por 10 minutos.

Un tip para saber si el sabor del relleno está bien, es cocinar una bolita en el sartén y probarla. Así podrás corregir el sabor antes de cocinarlos al vapor.

Para formar los dumplings:

Ya que tengas tu masa, el relleno de cerdo y el caldo gelificado es momento de armarlos. Toma una porción de masa aplanada y rellena con cubitos de gelatina cortados en cuadros pequeños, coloca una pequeña porción de carne y con ayuda de tus dedos y el agua tibia, junta los extremos de la masa, como si los estuvieras pellizcando.

Para cocinarlos:

Lo puedes hacer de dos maneras, en vaporera de metal o en una de bambú.

Vaporera de metal. Por lo general, estas tiene dos o tres pisos. En el último piso coloca 2 tazas de agua, en el segundo acomoda los dumplings sobre una hoja de plátano limpia cortada a la medida de la vaporera.

Acomoda con mucho cuidado y deja cocinar hasta que estén suaves y cocidos, aproximadamente 30-45 minutos.

Vaporera de bambú. Coloca un wok grande con agua (2 tazas) y encima coloca la vaporera de bambú. El agua no debe tocar la vaporera, debe estar casi al ras.

De igual manera, coloca las hojas de plátano y acomoda dumplings uno a uno. Deja cocinar hasta que estén suaves.