¿De dónde provienen los piñones y por qué son tan costosos?

Esta pequeña semilla se encuentra en el interior de la piña de los pinos y su proceso de recolección es bastante laborioso.
piñones

Seguro has comido estas cremosas semillas, pero quizás no sabías que provienen de los conos o piñas de los pinos piñoneros (Pinus cembroides y Pinus nelsoni). 

También te puede interesar: Acamaya, el exótico crustáceo mexicano de río considerado todo un manjar

En México se cultivan en Puebla, Hidalgo, Guanajuato, Chihuahua, Querétaro, Zacatecas, Nuevo León, Coahuila y Durango. Pueden provenir de distintos tipos de pino, por lo que se recolectan en todo el planeta.

Su alto costo ($1,000 pesos el kilo) se debe a que el proceso de recolección es lento, pues no es un alimento que se cultive, hay que tomarlo de los pinos en los bosques. Este árbol crece de forma densa, así que están esparcidos en áreas amplias y en ocasiones hay que subir a las copas para tomar las piñas y después se desgranarlas a mano. Los conos tienen un exterior duro y una vez que se rompen contienen una buena cantidad de resina. Finalmente hay que pelar una corteza más para llegar al piñón.

También te puede interesar: Esta es la razón por la que los escamoles son tan costosos

Su textura cremosa los ha convierte en un ingrediente codiciado para los postres como el jamoncillo de piñón o los helados y algunos platillos salados como el mole rosado de Taxco, el pesto y los chiles en nogada.

Además son realmente nutritivos. Tiene un alto contenido de los ácidos grasos esenciales Omega 3 y Omega 6 —ambos importante en la regulación arterial y la respuesta inflamatoria— y minerales como potasio, magnesio y zinc. Así que la próxima vez que comas esta sabrosa semilla recuerda que tuvo que pasar por un largo proceso antes de que pudieras disfrutarla.