Este es el origen del queso parmesano

Su historia, por supuesto, comienza en Italia, específicamente en Parma en la región de Emilia Romagna.

El queso parmesano no sólo queda en pastas y pizza, sino también en platillos como hamburguesas, verduras al horno y frituras. Las posibilidades son infinitas.

Su historia, por supuesto, comienza en Italia, específicamente en Parma en la región de Emilia Romagna. Según datos de La Casa del Queso en Argentina, el parmesano tiene su origen en los monasterios benedictinos, los cuales manejaban el queso y lácteos de la zona. En la búsqueda de un producto que se conservara por mucho tiempo nació el parmesano.

Descubre nuestra edición de junio y julio

Su nombre oficial es parmigiano reggiano, gracias a su región de origen. Según el libro de Culinaria Italia, desde 1612 (a la fecha) Bartolomeo Rica tesorero de los estados de Farnese fue quien le dio ese nombre para reconocerlo.

Su elaboración, a la fecha sigue siendo artesanal: leche entera, agua y sal, que se cuajan y posteriormente se prensa en las ruedas de queso que se curan por 12 meses o hasta 3 años continuos.

Actualmente tiene la distinción D.O.C. que indica que es un producto artesanal y que sólo se puede producir en las provincias de Parma, Modena, Emilia Romagna, Mantua y Boloña. Cabe mencionar que la leche debe provenir de vacas de libre pastoreo y que se alimentan de follaje verde.

De acuerdo a Italy for the Gourmet Traveler, para hacer una rueda de parmesano de 34 kilos, se requieren de 700 litros de leche que provienen de aproximadamente 30 vacas.