Redescubre los vinos de Argentina y la uva Malbec

Elaborados al pie de la Cordillera de Los Andes
Bodega Sottano

Cuando pensamos en vino argentino, es probable que lleguen a nuestra mente las palabras Mendoza y Malbec, pero la industria del país con mayor producción de vino en Latinoamérica, se mantiene en constante evolución. Prueba de ello es Bodega Sottano. Ubicada en al pie de la Cordillera de los Andes, la bodega recibió una inyección de energía tras la adquisición de la familia Vicentin en 2016. Dicho cambio representó una reinvención de la marca y la producción de vinos de alta gama que podemos encontrar en La Europea. 

La Malbec es la uva emblema de Argentina, pero el portafolio de Sottano ofrece blends, así como vinos elaborados con Cabernet, Viognier, Torrontés y Chardonnay. Los caldos “tienen alta complejidad, elegancia, frescura y fáciles de maridar con comida mexicana, algo que siempre es desafiante”, relata Sebastián Salas, export manager de la marca. 

Malbec

Pero ¿qué hace diferente a estos vinos en un vasto mundo de caldos? Salas cuenta que además de las bondades del terroir proporcionado por la montaña, en Sottano parten desde la investigación y desde una línea vertical de complejidad y elegancia. Un equipo de siete personas compuesto por agrónomos y enólogos, se encuentra detrás de la producción de cada botella, lo que asegura su calidad.

Asimismo, la bodega cuentan con un micro laboratorio de experimentación, cosechan de noche para evitar la fermentación de las uvas durante su traslado y también cuentan con contenedores climatizados utilizados para algunas cepas. 

También lee: Conoce tu vino, Chardonnay

Para descubrir estos vinos, Sebastián recomienda comenzar por la línea clásica: “sobre el gusto no hay nada escrito. Lo divertido del vino es que hay productos para todos los paladares”, asegura. Aunque si prefieres ir directo al tesoro familiar, tienes dos opciones: Malbec Sottano y Judas. Este primero es el vino más importante de bodega, pasa ocho meses en barrica francesa y posee notas florales de violetas y minerales como el grafito, acomplejadas por las finas notas de vainilla y dulce de leche aportados por su paso en madera.

También lee: ¿Sabías que no todos los vinos son veganos?

Judas se trata de un Malbec de gran intensidad aromática y complejidad con predominio de notas a guindas, especias, tabaco, cassis, pimienta blanca, clavo de olor, también algo de chocolate y menta, y su producción se limita a 20,000 botellas. El nombre del vino tiene una curiosa historia, pues cuando el jefe de la familia Vicentin tenía 300 botellas seleccionadas para consumo propio, éstas fueron vendidas a un exportador holandés sin su conocimiento. Al enterarse de la venta, de broma les llamó Judas por semejante traición. 

Para probar cualquiera de las etiquetas de Sottano, dirígete a cualquier sucursal de La Europea o ahórrate el tráfico y ordénalas en línea.