La importancia de la fermentación en el pan

La masa desarrolla características específicas cuando se fermenta, como textura y sabor.
pan masa madre boulenc

Hornear pan es un arte. Desde hace centenas de años, existen registros de diferentes formas y técnicas alrededor del mundo para hacer pan. Baguettes, bollos, bagels y bolillos, todos son parte de una misma base: harina, agua y levadura. Dentro de los panes que llevan levadura existen dos categorías principales: masas magras (lean doughs), que se utilizan para los panes con costra sin azúcar o grasas, y las masas enriquecidas (rich doughs), que se utilizan para hacer brioche o masas laminadas. Ahora, cuando se habla de masas como la del sourdough, se requiere de una fermentación. Hay varias opciones para que la masa leude: cerveza, levadura fresca, levadura seca o una porción de masa madre. De acuerdo a registros del libro On Cooking, los griegos fermentaban su masa con vino.

Síguenos en Google News para que no te pierdas las novedades 

Fermentar es la clave de un buen pan

La fermentación es un proceso natural en donde la levadura convierte los azúcares en alcohol y dióxido de carbono. Este proceso inicia en cuanto la masa está lista y amasada, y continúa hasta que se hornea completamente bien. La fermentación también se refiere al tiempo en el que la masa está reposando para que levante.

La masa desarrolla características específicas cuando se fermenta, como la textura y el sabor. La masa se estira y el gluten se desarrolla en el proceso de fermentación, donde se forma la estructura del pan final.

Tips para una buena fermentación

  • Si usas agua tibia, el proceso es mucho más rápido. Si estás en un lugar donde hace mucho frío, puedes utilizar agua un poco más caliente. Si es verano, utiliza agua fresca para que no fermente de más.

Recuerda que en la fermentación es el momento en donde los sabores de la masa se concentran así que sé paciente y trabaja de manera ordenada para que tengas un muy buen pan como resultado.