¿Cómo organizar tu refrigerador?

La forma en la que organizas tu refrigerador influye mucho en el orden en tu vida diaria. ¿Lo habías pensado? Puede ser que en la mañana tengas mucha prisa y no sepas qué tienes o qué puedes preparar, o que por las prisas no te des cuenta de que la fecha de caducidad de tu yogurt ya había pasado.

Aquí te damos algunos tips para organizarlo de una manera óptima.

En las cocinas profesionales el orden de los alimentos es fundamental y en tu cocina puedes armar un orden similar.

Mantén todo limpio y seco, trata de limpiar tu refrigerador con regularidad para evitar el crecimiento de bacterias y olores.

No hay que dejar que tus alimentos pasen más de 7 días en tu refrigerador, ya que después de ese tiempo se puede echar a perder con facilidad y desarrollar algunas bacterias.

El orden podría ser así, dependiendo de tu refrigerador:

Por ejemplo, si preparaste con anticipación la ensalada para la hora de la comida, lo ideal es que la pongas hasta arriba, junto con tus yogurts o comida lista para comer.

Usualmente los refris tienen un pequeño cajón para el jamón y el queso, si no lo tienes, puedes ponerlos en el piso de alimentos listos para comer. Utiliza canastos o contenedores para que el orden sea mejor.

En el segundo piso puedes poner botellas de cerveza y tus tuppers o contenedores con la comida de la semana. Lo puedes organizar semanalmente para que te sea más sencillo y preparar tus comidas con anticipación.

En el primer cajón coloca tus verduras. Puedes utilizar pequeños contenedores abiertos para colocar verduras y frutas. Así, dejarás de lado las bolsas de plástico.

Nuestra recomendación es colocar las carnes crudas que descongelas una noche antes, en el último cajón. De esta manera evitas la propagación de malos olores posibles bacterias. Es muy importante que no los juntes, siempre trata de separar el pescado, de la carne, del pollo y así sucesivamente.

En la puerta, coloca los jugos y leche primero, después el huevo y las hierbas frescas en un vasito con agua -para evitar que tu perejil o cilantro se apachurren en una bolsa y de esta manera te durarán más.

Tus mermeladas y salsas trata de mantenerlas también en la puerta.