Existen tantas ideas diferentes sobre cómo cocinar los huevos revueltos perfectos: en Food & Wine, alguna vez recomendamos usar esta espátula Tovolo si quieres que los huevos resulten esponjosos. Agregarle un poco de vino espumoso a la mezcla puede darle una textura más ligera a los huevos. Gordon Ramsey piensa que debes agregar crème fraiche a tu receta. Ahora Tom Colicchio, el juez de Top Chef, tiene su propia versión receta para los huevos revueltos perfectos que deberás intentar.

En una entrevista con Business Insider, Colicchio dice que los huevos ideales son “suaves pero cocidos y pienso que eso se logra batiendo los huevos suavemente o usando un tenedor para hacer que les entre un poco de aire.”

Dice que deberías pre-calentar tu sartén con una “cantidad decente de mantequilla, derretida.” Luego, “cuando agregues los huevos al sartén, sigue batiéndolos,” usando un tenedor.

Advierte que la mayoría de los cocineros amateurs no saben regular el calor de la estufa, explicando que la gente a veces deja el fuego a lo más alto, lo que eventualmente quema lo que sea que se esté cocinando. Para evitar que los huevos se quemen, Colicchio recomienda “bajar el fuego o solo quitar la sartén del calor y volverlo a poner, una y otra vez.”

Luego, explica las herramientas correctas para usarse al preparar huevos: cuando llegan al sartén inicialmente, los huevos deben revolverse usando un tenedor; pero, “una vez que los huevos empiecen a mezclarse más, deshazte del tenedor y usa una espátula.”

También tiene consejos para aquellos hacedores de huevos revueltos que quieren agregarle caché a su repertorio de desayunos con lo que él llama “revueltos cremosos.” Para hacer esta versión, primero debes batir los huevos en un bowl, para luego agregar la mezcla a una olla, no una sartén. Colicchio dice que “hay que batirlo constantemente, seguir batiéndolos, casi como si estuvieras preparando salsa holandesa.” Cuando los huevos se empiecen a cocer, usa una espátula y dobla los huevos. ¿El resultado? Una tanda de huevos “muy, muy ligeros y esponjados” que impresionarán a toda la familia.

huevos revueltos