La sociedad está constantemente estudiando y debatiendo qué alimentos ayudarán a los humanos a vivir más tiempo, especialmente los alimentos que amamos. ¿El vino mantiene tu cerebro saludable? ¿El café extenderá tu vida útil? ¿Puede el chocolate realmente hacerte más inteligente? Algunos científicos especulan que es posible, pero nadie puede decirlo con certeza. Existen, por supuesto, las anécdotas de nuestros adultos mayores, y si elegimos creer en ellos, estas historias pueden contener algunas buenas noticias. Tomemos el caso de Matilda Curcia, de 100 años, que tiene una receta muy específica para una larga vida.

Curcia, que vive en San Francisco, dice que se toma una cerveza y tres papas fritas todas las noches antes de acostarse. Ella acredita esta rutina nocturna a su larga vida.

“No siento dolor y hago mis ejercicios todos los días. Me tomo mi cerveza y me como mis papas fritas. Eso es todo”, le dijo a NBC San Diego.
Las personas que han vivido durante cien años o más constantemente informan que el alcohol es parte de la razón por la que han llegado a la longeva edad, a ella le encanta el vino y dice que es la razón por la que ha vivido tanto tiempo. Jack Reynolds, de 105 años, da crédito al whisky que bebe en su té todas las mañanas. No es una mala forma de retirarse.
Hay algo de ciencia que respalda las afirmaciones de que beber ayudará a prolongar tu vida. Un estudio descubrió que beber con moderación (de dos a cuatro tragos en un noche) puede ayudar a reducir las probabilidades de un ataque al corazón o un problema cerebral.
Una copa de vino ocasional con la cena puede proteger tu corazón, pero debes tener cuidado de no excederte – porque puede tener consecuencias negativas a largo plazo.
¿Alguna de estas estrategias funcionaría para ti? Siempre hay una posibilidad, pero siendo un poco más realista, probablemente no haya una combinación secreta de refrigerios o cócteles que te ayude a alcanzar tu centenario.
Aún así, no está de más probar tus platillos y bebidas favoritas, por si las dudas.