Un buen glotón siempre agradece un puré de papa cremoso y sin grumos. Seguramente en algún momento te has visto en la necesidad de prepararlo, y tal vez queda muy rico pero sientes que algo le hizo falta: un poco más de sal, más leche

Aquí los 8 tips infalibles para que tengas el mejor puré de papa:

1. Procura comprar papas Idaho o Yukon doradas, tienen más almidón y eso le da más textura a tu puré.

2. Después de lavar las papas, déjalas secar antes de machacarlas, evitarás exceso de agua en tu mezcla.

3. Tritura las papas en la olla con ayuda de un machacador y al mismo tiempo incorpora una generosa porción de mantequilla y un chorrito de crema para batir (esta es la clave para un puré cremoso y aterciopelado).

También te puede interesar: Consigue las papas fritas perfectas

4. Machaca con todas tus fuerzas. Es la única forma de despedirte de todos los grumos.

5. En medio de la preparación ralla un poco de queso parmesano.

6. Después de añadir el queso, prueba e incorpora sal y pimienta. Este es el punto perfecto para añadir más leche y mantequilla (si la mezcla lo requiere).

7. Deja que burbujee y apaga la estufa. Después, transfiere a un platón hondo y agrega cebollín finamente picado y poco más de queso parmesano rallado.

8. Para añadir un poco más de textura,corta trozos de tocino previamente frito y mezclarlo muy bien. Tu puré de papa nunca volverá a ser el mismo.