¿Eres amante de las papas fritas? Si es así, seguramente las has cocinado, pero tal vez cuando las haces el resultado no es el que esperabas. Pueden estar poco doradas, aguadas o llenas de aceite, aquí te damos algunos tips para que queden crujientes como las de los restaurantes.

También te puede interesar: ¿Qué es la sriracha y cómo se hace?

  1. Una buena opción de papas para freír son las Idaho, son grandes, absorben menos aceite y no se encogen como otro tipo de papa.

    papas
    Pixabay
  2. Para evitar que se oscurezcan, mientras cortas todas las papas colócalas en un bowl con agua fría y unas gotas de limón. Eso sí, antes de usarlas asegúrate de secarlas súper bien (no queremos ningún accidente).
  3. Utiliza aceite de canola o de girasol.
  4. La mejor manera para tener papas fritas perfectas, es freírlas dos veces. La primera a una temperatura no muy alta y la segunda a una mucho más alta.

    papas
    Max Pixel
  5. Sé generoso con el aceite, ya sea que uses una olla o freidora, asegúrate de utilizar suficiente para que cubra bien las papas.
  6. Antes de incorporar todas las papas a la freidora, haz una prueba utilizando una o dos, así puedes regular la temperatura.
  7. Al terminar de freír coloca las papas en una charola para hornear con suficiente de papel para quitar el exceso de aceite. Después pásalas a un bowl y agrega sal y un poco de queso parmesano, eso les da un toque especial.

    papas
    Harshlight /Flickr