Hacer una buena salsa martajada o molcajeteada, es un plus en tu repertorio de aptitudes culinarias.

También te puede interesar: ¿Cómo arreglar una salsa muy picosa?

Las hay picosas, livianas, con cebolla, sin jitomate, con tomatillo, dulces y de varios chiles. Pero como mexicanos, no hay nada mejor que saber hacerlas correctamente: en el molcajete.

Aquí damos algunas sugerencias para prepararla tradicionalmente:

  1. Tatema los chiles, jitomate y cebolla en el comal, hasta que estén cenizos o hiérvelos antes de ponerlos en el molcajete.
  2. Si tu salsa es con chiles secos, hierve por 10 minutos para que se suavicen y se hidraten correctamente.
  3. Pela los jitomates.
  4. En el molcajete pon primero el chile con un ajo y un poco de sal y comienza a molerlo. Después agrega el jitomate y la cebolla, uno por uno.
  5. Agrega sal al gusto. Procura probar la salsa para así poder modificar el picor y la cantidad de sal.

    salsa molcajete
    Coyot/ Pixabay
  6. Utiliza una cuantas gotas de limón, siempre ayudan a resaltar los sabores.
  7. Para finalizar, espolvorea cilantro fresco.