El sándwich lo inventó un adicto a las apuestas

Los emparedados surgieron de una práctica un poco alejada a la cocina.

enero 23, 2020

El sándwich lo inventó un adicto a las apuestas

Foto: Griselle Montejo

Probablemente el sándwich es uno de los platillos más comunes en todo el mundo. Hay sándwiches de todo y para todos los gustos: en Francia las baguettes, en Italia los paninis, en México las tortas y en Argentina los pepitos.

Pero ¿de dónde surge este mítico platillo? En 1762 el inglés John Montagu, conde de la región de Sándwich en el Reino Unido —después de un arduo juego de cartas de 24 horas seguidas — le pidió a su cocinero que prepara algo que no interfiriera con su juego y que pudiera comer con una mano.

También te puede interesar: 10 sándwiches y tortas mexicanas que debes probar antes de morir

Le ordenó a su cocinero que pusiera un poco de corned beef salado envuelto en dos panes tostados y que se lo sirviera a un lado. Los invitados y jugadores le preguntaron al conde por esa preparación y Montagu lo bautizó como su condado: sándwich.

Y aunque el conde se dice inventor del sándwich, su inspiración vino de alguien más. En una visita a la Europa Oriental y zona del Mediterráneo, Montagu, observó que los locales comían con frecuencia pan pita relleno de diferentes ingredientes, entre ellos cordero. Así que no es extraño que a su regreso haya querido replicar lo visto con ingredientes británicos.

El sándwich se convirtió en la comida preferida de las jugadas y ampliamente popular en el Reino Unido. Ahora el sándwich no es exclusivo de una zona, si no de todo el mundo.

En México, hacemos sándwiches de todo tipo e incluso hasta rellenos de tamal o chilaquil. Claro, aquí se les llaman tortas y son elaborados con bolillos, pero el concepto es el mismo.

Artículos relacionados