Cómo convertir los champiñones en “tocino”

Justin Chapple comparte la forma usar de coles de Bruselas asadas y cebollas con champiñones como tocino.
hongos

Las coles de Bruselas y el tocino son una combinación clásica. Pero el director culinario de Food and Wine U.S, Justin Chapple, argumenta a favor de cambiar los elementos del clásico tocino por hongos. El chef toma champiñones carnosos y los convierte en pseudo-lardons (también conocido como tiras de tocino), explica el chef.

Los champiñones se saltean mezclados con las coles de Bruselas, los echalotes y las cebollas, el resultado es un plato sin carne que atraerá tanto a los amantes de la carne como a los vegetarianos.

Asegúrate de que la coles de Bruselas tengan un tamaño uniforme

Las coles de Bruselas varían en tamaño, pero para esta receta, las queremos uniformes. Justin recomienda dejar las más pequeñas enteros, cortar las medianos por la mitad y las más grandes cortarlas en cuartos. Agrégalas a una bandeja para hornear con borde grande.

Deja la piel de los echalotes, pero no de las cebollas

Necesitarás cebollas perla rojas, frescas y enteras. Deja los echalotes con la piel y corta por la mitad. No olvides quitar la piel, después de asar todo. Toma también algunas ramitas frescas de tomillo y agrega a la bandeja para hornear.

Hornea y prepara los champiñones

Una vez que todo esté en la sartén, mezcla todo con aceite de oliva extra virgen, sal kosher y pimienta negra, para que la mezcla esté cubierta uniformemente, y hornea las verduras en un horno a 200°C durante aproximadamente 30 minutos.

Mientras tanto, puedes tomar los hongos y cortar el tallo en cubos pequeños. Además de este plato, Justin señala que los lardons de hongos también se pueden usar en ensaladas o en una papa horneada “realmente podrías usarlos en cualquier lugar donde pongas deliciosos trozos de tocino”. Si no puedes encontrar champiñones o setas, él dice que puedes usar shiitake en su lugar.

Crea los lardons

Agrega 1/4 taza de aceite de oliva a una sartén y calienta a fuego medio-alto. Luego, vierte los trozos de champiñones y cocina durante aproximadamente seis u ocho minutos hasta que estén dorados y crujientes en los bordes. Luego, baja el fuego a medio-bajo y cocina por otros seis u ocho minutos.

Una vez que los champiñones hayan terminado de cocinarse, apaga el fuego y agrega salsa de soya, pimentón ahumado y un poco de sal para crear ese sabor aún más ahumado que tiene el tocino. Coloca los lardons en un plato o bandeja para hornear forrada con toallas de papel para absorber el exceso de grasa.

Con los lardons listos y las verduras asadas, todo lo que necesitas hacer es combinarlas muy bien.

“Son crujientes, masticables y carnosos”, dice Justin. “Te reto a que prepares este plato para tus amigos y familiares y veas si pueden notar que estos lardons carnosos comenzaron como champiñones”.