Estas galletas de crema de cacahuate sin harina están listas en menos de 30 minutos

Con solo cuatro ingredientes estas galletas crujientes serán tu nueva receta de postre favorita
galletas de crema de cacahuate

Las galletas recién horneadas son una de las grandes dichas de la vida. Calientan la cocina y hacen que huela dulce; dependiendo cuantas porciones también tienes un snack que puede durar varios días (o meses, si decides precongelar algunas raciones de masa). Y si son sencillas de hacer, como estas de crema de cacahuate, incluso son más tentadoras.

También te puede interesar: Una guía para sustituir ingredientes a la hora de hornear

Nuestras galletas crujientes de crema de cacahuate aportan un gran sabor y simplicidad. La lista requiere de cuatro (¡cuatro!) ingredientes —mantequilla de maní cremosa, azúcar, polvo para hornear y un huevo extra grande poco batido; puedes añadir trocitos de cacahuate y chispas de chocolate mini pero es opcional. No necesitas harina, ni mantequilla. Solo mezcla todo en un bowl hasta que tengas una masa uniforme, haz bolitas con la masa y hornea a 175º C por 15 minutos, girando la charola una vez. En apenas 25 minutos en total —incluyendo el tiempo de preparación —tendrás dos docenas de galletas a tu disposición.

Los resultados finales son crujientes, pero no demasiado seco y con el toque correcto de dulzor. ¿La mejor parte? Solo tienes que limpiar un bowl acabando. Mira nuestro consejos clave, compilados de la Test Kitchen de Food & Wine, para hacer las mejores galletas a continuación.

No necesitas harina, el el huevo es fundamental

El huevo es lo que une todo en la receta, agrega humedad y junto con el polvo para hornear ayudará a que tus galletas se eleven y mantengan la forma.

Hablando de huevos…

Esta receta pide un huevo extra grande. Si solo tienes un huevo grande, no te preocupes —es una pequeña diferencia de volumen, pero ya que solo usarás un huevo, puedes salirte con la tuya.

Siéntete libre de usar lo que tengas a la mano

Como ya mencionamos, para esta receta el chocolate y los cacahuates picados son completamente opcionales. Pero si los quieres incluir, son fáciles de sustituir. ¿No tienes las chispas de chocolate minis? Las regulares funcionan, al igual que una tableta de chocolate picada en trocitos —puede ser amargo, de leche, blanco, semi-dulce, lo que quieras—. Puedes experimentar usando almendras, nueces e incluso pistaches.

También te puede interesar: Los cinco errores más comunes que cometemos al aprender a hornear

Mezcla todo lo que quieras

No querrás mezclar demasiado la masa de las recetas de galleta que usan harina, ya que terminarán sobre trabajando el gluten y creando una textura dura y chiclosa. Sin embargo, ya que está no requieren de harina, no tienes ese problema.

Si te hace dudar, ya están listas

En general, las galletas de crema de cacahuate no siempre se ven listas cuando ya lo están. Fíjate si ya están dorando un poco y más firmes (no húmedas) y sácalas del horno. Se tornarán más duras y oscuras conforme se enfríen, gracias a la cocción por el calor acumulado.

Escala la receta

Las proporciones para estas galletas son muy uniformes —1 taza de crema de cacahuate, 1 taza de azúcar, 1 cucharadita de polvo para hornear, 1 huevo extra grande— así que puedes duplicar la porción fácilmente. Pero, si quieres escalar la receta y solo tienes huevos grandes, tendrás que hacer ajustes. Ya que igual tendrás que batir el huevo para la receta, puedes hacerlo batiendolos y pesándolos con una báscula de cocina. Usualmente un huevo grande pesa cerca de 57 gramos y uno extra largo es de 64 gramos, así que si duplicas la recetas querrás 128 gramos de huevos batidos.

Congela y guarda para después

Como la mayoría de las galletas, estas se congelan a la perfección. Puedes pre hacer la masa, hacer bolitas y porcionarlas en una bandeja para hornear cubierta de papel encerado (en una sola capa, no las apiles). Cúbrelas con film plástico y acomódalas en el congelador —una vez congeladas, puedes pasarlas a una bolsa hermética y guardarlas por meses hasta que estés listo para hornear y consentirte una vez más.

Ve la receta completa en el sitio de Food & Wine US.