¿Por qué muchos chefs no lavan su sartén de hierro?

Se cree que al no lavarlos la comida mejora su sabor y no se pega.
sartén

Los sartenes de hierro fundido guardan cierto misticismo. Es intimidante adquirir uno porque hay muchos mitos y reglas de uso alrededor de ellos. Hay recomendaciones de cómo limpiarlos y muchos lineamientos para su cuidado. Pero algo que llama la atención —y posiblemente sea la razón por la cual impone— es que muchos chefs afirman que no hay que lavarlos.

La razón es que para el sartén de hierro se utiliza un poco de aceite y al lavarlo pierde su “sazón”. Muchos chefs no los lavan, sólo los limpian sin jabón y sin dejarlos remojar. Aquí te contamos más tips sobre su limpieza.

La sazón del sartén de hierro es una capa fina del aceite que recubre el interior que sirve para curarlo, esto no significa que no se pueda lavar, lo puedes limpiar con papel absorbente y agua caliente. Si de verdad lo quieres lavar, evita usar jabón, ya que esa capa se puede estropear.

Según Serious Eats, esta capita prácticamente invisible ayuda a que la comida no se pegue en el sartén, aunque no es una garantía, pues siempre hay que mantener el fuego a temperatura media y ser cuidadoso con en el proceso.

El material de los sartenes de hierro está hecho para durar, así que no le tengas miedo. En muchos lugares los venden presazonados para que sea más sencillo el proceso.