Cinco pasos infalibles para cocinar el pavo más jugoso

Este es el ingrediente que te ayudará a cocinar el mejor pavo esta temporada

No hay nada peor que trabajar en el pavo navideño por horas, solo para que lo saques del horno y te des cuenta que está seco. Por suerte, Justin Chapple, director culinario de Food & Wine Us tiene uno de sus consejo de Mad Genius que hará que obtengas un pavo jugoso, cada vez. ¿El secreto? Mayonesa.

También te puede interesar: Qué debes hacer y qué debes evitar al de hornear un pavo

Puede sonar inusual, pero cuando cubres tu pavo con mayonesa, lo rocía durante el proceso de asado, manteniendo la carne húmeda y tierna. Y antes de preguntar, no, tampoco hace que el pavo sepa a mayonesa, por lo que los que odian la mayonesa no deben preocuparse. Con este truco, ganarás la temporada navideña, así que toma un frasco y cocina. Encuentra los consejos clave de Justin para preparar el pavo a continuación.

Prepara mayonesa con chipotle

No pensaste que te pediríamos que pusieras mayonesa sencilla en el pavo, ¿verdad? Justin corta una cucharada de tomillo fresco picado y lo agrega a un tazón para mezclar, junto con una taza de mayonesa y ralladura de cáscara lima: ralla toda la cáscara de la lima directamente en el tazón y guarda el resto para más tarde. Después de eso, exprime tres dientes de ajo. Todos estos son sabores básicos para las fiestas, señala: la verdadera sorpresa proviene de los chiles chipotle picados, que agrega a continuación, mezclando todo.

Afloja la piel

Quieres embarrar la mayonesa dentro y fuera del pavo para que sea extra jugoso. Para prepararlo, Justin desliza cuidadosamente sus dedos entre la piel y la pechuga del pavo para aflojarla —después, repite este paso con los muslos—. Aunque se vea feo, este paso es crucial y ayuda a poner la mayonesa debajo de la piel, explica Justin.

…y comienza a untar la mayonesa

Toma una cucharadita, llénala de mayonesa y ponla debajo de la piel justo encima de la pechuga. Usa los dedos (por encima de la piel) para sacarla de la cuchara y esparcirla por lo más posible por la pechuga debajo de la piel. Haz lo mismo en el otro lado y unta un poco de mayonesa en el interior del ave también. Luego, toma la mayonesa restante y úntala por todo el exterior, cubriendo el pavo.

Sazona

Después de que todo el pavo está cubierto de mayonesa, Justin lo sazona con sal de mar y pimienta negra. Querrás sazonar la carne de la manera más uniforme posible, por lo que recomienda usar la otra mano y colocarla en un ángulo para ayudar a rebotar la sal y la pimienta que podrían caer fuera del pavo.

Un relleno sencillo

Después toma los cuartos de lima restante y una cabeza de ajo entera —córtala por la mitad en forma de cruz— y rellena el pavo. Después amarra las piernas con un hilo. Esto ayuda a que la cocción sea uniforme.

Hornea

Toma el pavo sazonado y colócalo en un molde para hornear grande –si consigues uno que tenga una rejilla mejor—. Cocina a 220º C por unos 30 minutos y después baja la temperatura a 180ºC y cocina por una hora y quince minutos. (Si no tienes un molde lo suficientemente grande para un pavo entero acá te decimos cómo cortar el pavo antes de cocinarlo).

Maten un paquete de papel aluminio cerca

Si el pavo se dora muy rápido no entres en pánico, solo toma un trozo grande de papel aluminio y colócalo sobre el pavo como si fuera una tienda de campaña.

Déjalo reposar

El pavo estará listo para salir del horno una vez que insertes un termómetro en el muslo y marque 72 grados celsius, explica Justin. Después deja reposar por 30 minutos. El resultado final será crujiente y dorado por fuera y suave y jugoso por dentro.