La historia detrás de la tradicional Nevería Roxy

Un lugar donde el helado artesanal es el vehículo perfecto para viajar en el tiempo.
anatomia-neveria-roxy

La primera nevería Roxy abrió sus puertas como fuente de sodas, en 1946, en la colonia Condesa de la Ciudad de México. Su fundador, don Carlos Gallardo, se había enamorado de la peculiar nieve de limón de color blanco que solía comprar cuando era niño en la Barca, Jalisco.

También te puede interesar: 5 dark kitchens para pedir tu desayuno en la CDMX

Desde entonces se dio a la tarea de buscar y crear sus propias recetas de nieves y helados que en primera instancia vendería en el Cine Roxy de Guadalajara, pero que con el tiempo convertiría en los helados artesanales de mayor tradición en la capital mexicana.

bannan-split-neveria-roxy
Foto: Juan Pablo Espinosa

Entrar en una de las sucursales de este paraíso helado es toda una experiencia, gracias a que han conservado el concepto y diseño retro. Durante 75 años Roxy se ha mantenido como una empresa familiar con una filosofía centrada en mantener la tradición y la calidad, razón por la que han logrado entrar en el corazón y paladar de todos los que la visitan.

También te puede interesar: ¿Cómo se hace un tempura con helado casero?

“Además de vender helados, de lo que me he dado cuenta es que en Roxy lo que también se vende es la nostalgia”. —Luis Gallardo, bisinieto de don Carlos.

neveria-roxy
Foto: Juan Pablo Espinosa

Todos tienen una anécdota que contar acompañada de un helado o nieve Roxy, la tradición de los domingos después de ir a misa con los abuelos, un paseo con la familia, la primera cita con el amor de tu vida o una plática entre amigos en un día soleado.

También te puede interesar: ¿Dónde comprar helado para perros?

Durante 75 años Roxy se ha mantenido como una empresa familiar cuya filosofía se centra en mantener la tradición y calidad. Actualmente cuentan con nueve sucursales en toda la CDMX, y en cada una de ellas conservan la costumbre del proceso artesanal que don Carlos y su esposa doña María Luisa Rubio seguían a la hora de preparar sus productos con ingredientes 100% naturales y de temporada.

Foto: Juan Pablo Espinosa

“Si tú vas a la fábrica vas a ver gente pelando pistaches a mano, pelando cada fruta a mano, lo que creo que sí hace la diferencia. Una de las razones por la cual tenemos sabores que solo se venden en temporadas es porque no nos gusta usar la pulpa de la fruta congelada o saborizantes”. —Luis Gallardo, bisinieto de don Carlos

Ya sea que vivas en la CDMX o estés de visita te prometemos que alguna de las sucursales de la Nevería Roxy se convertirá en tu locación favorita para refrescarte y crear nuevas memorias con tus personas favoritas.

También te puede interesar: Anatomía: Mercado el 100

Lo que tienes que probar: Los clásicos son los helados de chocolate, vainilla y la nieve de limón, o los sabores de temporada como la nieve de mango y guanábana. También los que acaban con tu hambre como el Banana split, el Roxy especial y las malteadas espesas con dos bolas de helado.

Dirección: Av. Fernando Montes de Oca 89, Cuauhtémoc, CDMX.

Sitio web: neveriaroxy.com.mx

Síguenos en: Facebook / Twitter / Instagram / TikTok / Pinterest