5 tips para elevar el desayuno

Mantequilla, queso parmesano y

El desayuno es parte fundamental de la vida del mexicano. Aquí la hora de convivir con la familia, preparar chilaquiles o incluso salir a la barbacoa es casi como un ritual. En otros lugares del mundo, como Europa, no comparten la misma emoción por los huevitos rancheros o una concha con nata, pero sí por los maravillosos scones o croissants y una que otra taza de café.

Hay muchas formas de adentrase en el mundo del desayuno y llevarlo al siguiente nivel. Aquí 5 tips para que sorprendas a tu familia el fin de semana.

También te puede interesar: La primera generación de Best New Chefs estará cocinando en Food & Wine Festival MX

Muele tus propios granos de café

Moler tus granos de café en la mañana, le da un toque acogedor a tus desayunos. Especialmente si tienes invitados, una taza de café recién molida, es la bienvenida perfecta.

Haz tu salsa ranchera al momento

Al igual que el café, hay cosas que saben mejor hechas al momento, en esta caso la salsa para los huevos. No tiene por qué ser una mezcla complicada y te puedes ayudar de la licuadora. Lo más fácil es hervir los jitomates con los chiles serranos y un cuarto de cebolla, después licuas con una taza de agua, sazonar al gusto y calentar en el sartén para los huevos.

Fríe tus huevos en mantequilla (una vez al año, no hace daño)

Hace algunos meses, el chef René Redzepi subió a su Instagram un video de él y su hija friendo huevos en un sartén repleto de mantequilla. Y aunque algunos lo podrían ver como una ingesta absurda de calorías, el sabor es incomparable. El truco está en usar una muy buena mantequilla como la irlandesa (que le da un sabor a campo), alguna danesa o incluso francesa.

Aprovecha tu pan al máximo

Una buena opción para no desperdiciar y sacarle provecho al pan, es congelarlo. Si compraste una gran hogaza en la semana y no te lo acabaste, puedes porcionarlo, cubrirlo bien con plástico y congelarlo por hasta tres meses. El día que lo uses, lo puedes meter al horno unos 15 minutos para que vuelva a tomar estructura y forma. Lo mismo pasa con los scones y panes de caja.

Ten un stock de tocino en el congelador

Nunca está de más tener algunos paquetes de tocino en el congelador. Si eres de los que disfruta de una pancakes en la mañana, puedes descongelarlo el mismo día y acompañar tu desayuno.