Tipos de calabaza para hacer pumpkin pie

Existen muchos tipos de calabaza e ingredientes que pueden realzar la forma en la que haces tus postres.

El pumpkin pie es típico de las celebraciones de otoño en Estados Unidos y Gran Bretaña. Y aunque ya se ha popularizado por el mundo y existen muchas nuevas versiones de este: como el pumpkin spice latte, galletas y panqués, el pumpkin pie sigue siendo el rey de celebraciones como Thanksgiving y Navidad.

También te puede interesar: ¿Dónde comer postres con merengue?

Existen muchas versiones y formas de preparar un pumpkin pie. El tradicional lleva puré de calabaza de Castilla con canela, nuez moscada, azúcar y crema batida.

Sin embargo, existen otros tipos de calabaza que puedes usar para darle un giro a tu preparación. Aquí algunas opciones.

Cinderella

La calabaza de cuento de hadas o cenicienta (como muchos la llaman), tiene una piel muy gruesa y firme, pero es súper suave y cremosa por dentro. En México la puedes encontrar en el Mercado de San Juan o en ocasiones en City Market. Busca las que no tengas golpes o abolladuras y almacena en un lugar fresco y seco.

Max Pixel

Autumn fall

La calabaza de otoño es grande y de forma ovalada. Su piel es más delgada que la de “cuentos de hada” y tiene mucha carne, lo cual es ideal para hacer grandes cantidades de puré. Es una gran opción para cocinar por largas horas y tiene un color naranja intenso que no pierde con la cocción. La encuentras en el Mercado de San Juan o la Central de Abastos.

PxHere

Butternut squash

Esta calabaza alargada es muy versátil, la puedes usar para comer como acompañamiento en guisos, en sopas y pies. Esta es la que más utilizo para cocinar ya que la piel es muy delgada y se cocina en poco tiempo. Su sabor es un poco dulce y queda bien con especias como el jengibre y la canela que son parte del pumpkin pie. La encuentras con facilidad en el mercado o supermercado.

Wikimedia Commons