¿Qué tipo de alcohol es mejor para cocinar?

No cocines con un vino que no te tomarías.

Existe la creencia que al cocinar con alcohol, se evapora muy rápido. Pero en realidad, tendrían que pasar muchas horas (como unas 3 o 4) en el fuego para que el rastro de alcohol desaparezca.

Según un artículo de What’s Cooking America, es muy probable que el 85% del alcohol que agregues se quede en tus platillos incluso después de hervir. Hay muchos guisos a los que les puedes añadir alcohol como: el pot roast, pollo al horno, pasteles y cremas. Aquí las tres mejores opciones y cómo usarlas.

También te puede interesar: Vinos para acompañar asado

Vino

Alguna vez uno de mis instructores de cocina, me dijo algo que hasta la fecha no se me ha olvidado: “no cocines con un vino que tu no beberías”. Cocinar con alcohol de baja calidad, no aporta nada a tus platillos y no acentúa las notas que quieres resaltar. Cuando vas a cocinar con vino siempre es mejor utilizar los secos. Resisten muy bien los tiempos de cocción largos como guisos en cacerola, horneados o sopas.

Cerveza

La cerveza es perfecta para marinar lo que sea: pescados, mariscos y carne de todo tipo. Pero también es una gran opción para hacer rebozados y frituras, les da una textura mucho más ligera. Incluso las cervezas oscuras y pesadas como la Guinness, pueden ser agregadas a la mezcla de pastel de chocolate.

Brandy

El Brandy es un tipo de alcohol que se utiliza mucho para postres: pasteles, pudines, natillas, chocolates y ensaladas de fruta. Pero también, una cucharadita de este queda genial en puré de papa, vegetales al horno, pollo, sopas, cerdo y salsas. Lo mejor es agregarlo casi al final, probar y corregir el sabor. Recuerda que son sabores fuertes y no quieres que opaque a tu platillo.