Una pizza de 154 quesos rompió el Récord Mundial Guinness

pizza de 154 quesos

Romper un Récord Mundial Guinness consiste en mirar lo que alguien más ha hecho y decirse: “Puedo hacer más”. Por supuesto, también ayuda si quieres hacer más. Por ejemplo, el Récord Mundial de Guinness para “el mayor número de nueces partidas contra la cabeza en un minuto” es de 254; la mayoría de las personas probablemente estén felices de dejar que siga siendo así. Pero el año pasado, cuando un chef de pizzas estableció el récord de “la mayor variedad de quesos en una pizza” con 111 tipos diferentes, ¿quién no querría más queso? Como era de esperar, no pasó mucho tiempo para que otro chef respondiera el llamado: saluda a la pizza de 154 quesos.

Johnny Di Francesco, el chef de 400 Gradi en Melbourne, Australia, se preparó para el desafío tan pronto como lo supo, según Guinness. La pequeña cadena de pizzerías ya tenía una pizza con 99 quesos en el menú —originalmente concebida en base a una broma en la versión de 2014 de Teenage Mutant Ninja Turtles, donde Donatello llama a una pizza con 99 tipos diferentes de quesos una “imposibilidad culinaria”

Tras haber hecho esa ridícula hazaña únicamente como una broma, claramente di Francesco era el tipo de hombre que querría competir por un Récord Mundial Guinness. “Mientras que la pizza de 154 quesos pudo no haber sido una imposibilidad culinaria, ¡ciertamente fue un desafío! Sabíamos que era una idea ambiciosa, pero probablemente mucho más de lo que se había anticipado en un principio”, dijo al sitio web de Guinness World Records. “También necesitábamos asegurarnos de que cada queso individual fuera lo suficientemente distinto del siguiente, pero que fuera complementario a cada sabor y que pudieran mezclarse realmente bien una vez combinados. Los quesos incluyeron gorgonzola, pecorino, Taleggio, cheddar envejecido, gouda y por supuesto, ¡muchos más!”

Mientras tanto, lo que es potencialmente más emocionante que romper el récord es que, después 400 Gradi agregó temporalmente la pizza al menú en todas sus locaciones de Australia — aunque dijeron hacerlo con un método sorprendentemente sencillo: derretían los quesos, formaron un solo bloque y después distribuyeron partes del bloque a cada restaurante. Estas pizzas se acabaron en sólo cinco días —vendieron un total de 797 pizzas de 154 quesos. ¡Y hasta ahora nos avisan!