Todos tenemos recuerdos de pasarla bien disfrutando una pizza entre amigos y eso, es lo que se tuvo en mente al abrir Dr. Pizza. Traer un espacio a la CDMX donde puedas comer una pizza napolitana súper sabrosa —de esas rebanadas crunchies que comes con la mano—, acompañado de una gran cerveza y escuchando buena música.

Y pues bueno, sí ese era el concepto en mente, puedo decir que esta apertura (que tiene apenas un mes), lo logró. El vibe de Dr. Pizza es completamente relajado, de esos que te invitan a quedarte por un trago acabando la cena, después de haber comido una de las pizzas más ricas de la ciudad.

dr. pizza

Cortesía Dr. Pizza

El secreto de su gran sabor está en la masa fermentada. La masa fue creada por uno de los dueños, Paul Biasco, quien nació en Chicago en una familia italo-americana y desde hace 10 años comenzó a mejorar su expertise en hacer pizza. Siempre supo que en algún punto de su vida abriría una pizzería, simplemente no tenía la fecha concreta. El concepto se materializó una vez que se sentó a platicar con Ricardo Franco (el otro socio del restaurante) y ambos hablaron sobre la importancia de la pizza, lo divertida que es y cómo querían traer una concepto similar al de las pizzerías estadounidenses Paulie Gee y Roberta’s. El resto es historia.

Pero regresando al sabor de las pizzas, la masa está increíble, es crujiente y ácida y resulta la base perfecta para sus combinaciones —que si bien toman riesgos, no caen en el sinsentido de otras pizzerías cuyos nombres no quiero mencionar—. Cuentan con unas 14 de combinaciones que van desde las clásicas Margarita, Pepperoni o Rosso a sus especialidades como la Dr. Zap con mozzarella fresca, ricota fresca y flor de calabaza o la Dr. Doom con mozzarella fresca, salame calabrese, tomates italianos, orégano y chile güero. Además tienen entradas que están muy bien pensadas para balancear el sabor de la pizza, si llevas hambre entonces unas albóndigas italianas con queso parmesano y albahaca son tu mejor opción, pero si buscas algo más ligero pide los hongos en escabeche, la burrata con frutos de temporada o la coliflor al horno.

dr. pizza

Burrata. Foto: Cortesía Dr. Pizza

Otro fuerte es su menú de bebidas, donde ofrecen unos cuantos cocteles —en su mayoría clásicos—, una selección de vinos bien pensada, entre los cuales encuentras naturales, orgánicos, nacionales y europeos, tintos, rosados, blancos y espumosos; y cervezas artesanales de productores nacionales como Wendlandt, Loba, Colimita y Charro.

Como la mayoría de los restaurantes que acaban de abrir todavía quedan por afinar algunos detalles, por ejemplo, la orilla de la pizza estaba quemada de un lado sí y de otro no, seguro un tema de práctica. Y las presentaciones de las entradas son lindas, pero algo incómodas como los hongos en escabeche que vienen dentro de un frasco o la coliflor dentro de una olla holandesa, que se ve bien, pero resulta que todo el aceite de oliva queda al fondo, haciendo que los últimos bocados sean extra grasosos.

El concepto aún está evolucionando y seguramente falta tiempo para que lo aterricen por completo, pero de entrada sabemos que invitarán a un chef distinto cada mes para crear una pizza mensual y que cuentan con proyecciones de películas diarias por las cuales te cobran un extra de $5 pesos durante tu comida —ese dinero es donado a distintas instituciones—, pero por ahora van por buen camino. En fin, se trata de un lugar relajado y muy sabroso, que tienes que visitar si amas la pizza (y siendo honestos, ¿quién no la ama?).

Horarios: Martes a sábado de 1:oo a 11:oo pm. Domingos 1:00 a 7:oo pm.

Dirección: Lucerna 70b, Col. Juárez, CDMX