10 formas de aprovechar el recalentado

El recalentado es aquel ritual donde las sobras de la cena navideña o de año nuevo son las protagonistas.
pavo

El recalentado es aquel ritual donde las sobras de la cena navideña o de año nuevo son las protagonistas. Incluso existe una explicación científica de por qué nos sabe mejor comer el banquete un día después.

Cuando se prepara un estofado con carne ocurre la llamada “reacción de Maillard. Este proceso provoca que las proteínas y los azúcares se calienten y generen una ligera caramelización, la cual aporta mucho sabor al platillo mientras está reposando. Conoce más de esto dando click aquí.

Pero seamos honestos, a veces el recalentado es tanto que no siempre queremos comerlo en tortas y definitivamente ya no se nos antoja como lo comimos en la cena de Navidad. Por esta razón te presentamos 10 ideas para sacarle todo el provecho a los platillos más representativos de la temporada.

Síguenos en Google News para que no te pierdas las novedades

Pavo

  1. Sándwich

La primera opción para aprovechar el pavo en el recalentado es hacer un sándwich goloso. Una gran opción es utilizar brioche tostado con mantequilla y rellenar con una ligera capa de mayonesa en un tapa y en la otra mostaza Dijon. Es importante que calientes el pavo y el relleno por separado antes de colocar en el pan. Después agrega una capa de pavo, una de relleno y cubre con queso gruyer o Chihuahua. Si te gustan las mezclas dulces, incorpora un capa de salsa de arándano y mete al honro eléctrico por 4 minutos, hasta que el queso de derrita. Si no eres fanático del arándano, unas gotas de Sriracha quedan fenomenales.

2. Tostadas

Otra opción es hacer tostadas de pavo. Sí es una idea poco convencional, pero es una gran forma de aprovechar las sobras de la carne. Si la combinas con una salsa de aguacate, lechuga y queso fresco es la combinación perfecta para el sábado o domingo después de las fiestas. Acompaña con jitomate, frijoles e incluso un poco de crema de rancho.

3. Caldo o pasta

Finalmente, ya que el pavo tiende a secarse un poco, una forma de aprovecharlo y cocinarlo es agregarlo a una pasta con mantequilla o a un caldo. Es sencillo, pero un buen caldo elaborado con los huesos del pavo y una buena pasta siempre son reconfortantes.

Bacalao

4. Croquetas

Las croquetas son una excelente opción para darle un giro. Las puedes acompañar con una salsa de jitomate o una salsa bechamel. Recuerda picar muy bien las aceitunas para que las croquetas sean más fáciles de comer.

5. Con arroz

Si te sobra un poco de bacalao, lo puedes acompañar con un arroz al vapor y un algunos pimientos del piquillo o chiles güeros para darle ese twist extra.

6. Quesadillas fritas

Es una manera poco convencional, pero llena de sabor. Ya sea que utilices tortillas que te hayan sobrado o que compres un poco de masa fresca, asegúrate de tener una olla con una buena cantidad de aceite (alrededor de 5 tazas) y caliéntala con anticipación. Coloca palillos en las esquinas de la quesadilla para que no se salga el pescado en la olla. Las quesadillas deben quedar bien fritas y crujientes.

Romeritos

7. Torta

Una torta de romeritos en una baguette o birote es típica del recalentado. Para darle más punch, compra y cuece más camarones para complementar tu torta. También puedes agregar una capa de frijoles refritos y un poco de mantequilla. La combinación es explosiva y ganadora.

8. En tamales

Las fiestas se tratan de compartir y cocinar en familia, así que ¿por qué no sacarle provecho al recalentado haciendo tamales? Asegúrate de quitar las cáscaras de los camarones para que el tamal quede limpio, si son tortitas de camarón las puedes picar finamente y rellenar con abundante mole con romeritos.

Puré de papas

9. Tacos de papa fritos

Los mexicanos adoramos las garnachas y qué mejor época para dejar la dieta de lado y hacer un festín de frituras. Las flautas o tacos dorados de papa son una especie de remanso entre platones de pavo, postres y platillos golosos. Unos sencillos tacos con lechuga, crema, salsa y queso fresco, pueden hacer que tu comida de recalentado sea una grata sorpresa.

Pasta

10. Gratinado

Si te sobró pasta, la puedes colocar en un pyrex con mantequilla y hornear con brócoli al vapor, pimientos y una generosa cantidad de queso mozzarella y queso parmesano. Este recalentado no falla.