Aprende a maridar tu comida de delivery como un profesional

No importa si es fast food o comida elaborada, lo que llega a nuestras casas puede armonizarse con un vino.

abril 4, 2020

Aprende a maridar tu comida de delivery como un profesional

Foto: Thomas Martinsen / Unsplash

A veces extrañamos comer en restaurantes o simplemente nos cansamos de acumular trastes en el fregadero. Cuando sucede es el momento de recurrir a los deliveries que en un abrir y cerrar de puerta, nos entregan ese antojo que nos picó las ganas en algún momento del día.

La experiencia de delivery ha mejorado exponencialmente en los últimos años. Ni se diga en el momento presente: no sólo tenemos propuestas de junk food y comida rápida, también de restaurantes con chefs reconocidos y de ingredientes sustentables. Una buena idea es sacar el platillo del empaque (con cuidado e higiene), colocarlo en ese bowl de porcelana azul que tanto nos gusta y maridar con vino como lo haría un profesional. El momento será distinto; será como volver a estar en nuestro restaurante favorito. 

Aquí algunas recomendaciones para que el maridaje sea perfecto. 

Sushi/nigiris/pokes

Los restaurantes a los que acudimos cuando queremos pescado recién salido del mar y arroz suelto y vaporoso como Rokai o Kura, están entregando sus mejores cortes fríos a domicilio. Si pides un salmon ikura don o maguro suke don lo ideal será combinarlo con un rosé ligero y de ataque fresco como Norte 32 rosado.

Pizza margarita

La más sencilla de todas las pizzas es también un tesoro difícil de encontrar en el delivery: la masa debe ser delgadita, la salsa ligeramente ácida y la mozzarella y la albahaca, frescas. Algunas de las favoritas de la ciudad están en Félix o en Dr. Pizza. Marídalas con un chardonnay de buena permanencia en boca como el Casta Blanca de Casta de Vinos.

Grilled Cheese

A dos rebanadas de hogaza cubiertas en mantequilla y rellenas de queso grasosito –de esos que traspasan las fronteras del pan– le irá un vino de ataque suave pero estructurado como un Château Castera o uno blanco con barrica como Bibayoff Kolombard. Si además el grilled cheese es de Belmondo, Loup o Marmota, será un gran plan. 

Ensalada griega

Ante el calor lo único que se antoja es una ensalada. La griega tiene la fortuna de reunir ingredientes tentadores como el queso feta, las olivas, el jitomate y un buen aceite de oliva. Las de Mythos o de Bottega Culinaria armonizan con un vino aterciopelado y de gran frescura como Hacienda Florida Cosecha 2016. Eso sí, sírvelo a unos 12º C. 

Taco al pastor

La mala es que el rey de reyes de los tacos no llega tan calientito a casa (nada que no se solucione con una calentada rápida, pero no olvides quitarle la piña y el cilantro). La buena es que puedes comerlo sentado y… con vino. Junto a la frutalidad y los taninos suaves de Bajalupano Grenache rosado será una nueva experiencia.

Ceviche/ Ceviche peruano

Tal vez no podamos ir a la playa pero las preparaciones del mar llegan al sillón del hogar con la cocina sofisticada de Agua y Sal o con los sabores peruanos tradicionales de Pisco Grill. Sus cebiches se potencian con vinos ligeros y de acidez limpia como el Convertible Rosa o con tintos joviales como Carmen Wave Series Pinot Noir.

Pasta boloñesa

En gustos de pasta se rompen géneros. Hay quienes prefieren las de sabores voluptuosos como las de Osteria 8, caseras como las de Pastificio o las de toque gourmet de Sartoria. Si eliges las que llevan carne de res y grasa opta por maridar con vinos complejos y especiados como Santa Margherita Chianti Classico.  

Artículos relacionados