Pati Jinich nos compartió la receta que más le gustaba comer en su infancia. Este salami de chocolate es para varias personas y es un postre fácil y rápido.

    • Yield2 rollos para 8 personas

      Ingredientes

      • 225 g de chocolate semi-amargo
      • 1 cucharada de coca en polvo sin azúcar
      • 3/4 de taza de mantequilla sin sal
      • 2/3 de taza de azúcar morena o mascabada
      • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
      • 5 yemas de huevo
      • 360 g de galletas María picadas
      • 1/2 taza de nueces tostadas y picadas, opcional
      • Azúcar glass, opcional
      1

      Derrite el chocolate a baño María, junto con la cocoa en polvo y la mantequilla. Retira del fuego, revuelve y pasa la mezcla a un recipiente resistente al fuego. Agrega el azúcar y la vainilla y mezcla con una espátula haciendo movimientos circulares. Agrega las yemas despacio, una a la vez, revolviendo muy bien después de cada una. Agrega las galletas María picadas. Si vas a usar nueces, agrégalas también. Tendrás una mezcla húmeda, con trozos y rústica.

      2

      Corta dos pedazos de papel pergamino o encerado de unos 38 cm de largo. Pon la mitad de la mezcla en cada pedazo de papel. Forma dos “troncos” con las manos y enróllalos en el papel para darles forma de salami de unos 5 cm de diámetro. La cubierta de papel hará que sea fácil que los enrolles para darles una forma redunda. Por último, da vuelta a las orillas del papel en dirección opuesta.

      3

      Envuelve cada rollo con papel plástico y congélalos durante 2-3 horas.

      4

      Tips: Se mantendrá en el congelador bien envuelto durante unos 6 meses. Sácalo del congelador unos 10 minutos antes de que lo vayas a servir. Si quieres darlos como regalos, puedes envolverlos en papel de colores, aunque a mí me gusta usar papel estraza (papel café), que les da una apariencia de deli. De cualquier forma, si has viajado un tiempo con ellos, recuerda a tus amigos que los metan al congelador en cuanto puedan.