Massimo Bottura y Lara Gilmore abrirán una posada italiana

El hotel de 12 cuartos tendrá arte, sorpresas gastronómicas de las zona y una cocina en donde te preparan y sirven el desayuno y almuerzo

El renombrado chef de Osteria Francescana y estrella de Chef’s Table Massimo Bottura tiene muchos logros en su haber y está a punto de agregar a otro: dueño de una posada. Esta primavera, Bottura y su esposa, Lara Gilmore, abrirán una posada de 12 habitaciones en Emilia-Romagna, cerca de Módena, según informó The Wall Street Journal.

Esta es la primera vez que Bottura se adentra en el ámbito hotelero, una decisión tomada cuando él y Gilmore salvaron una finca de 200 años de la ejecución de hipoteca hace unos dos años y decidieron renovarla, por lo tanto, Maria Luigia Inn (llamada así por su madre) nació. El hotel de 12 habitaciones y tres pisos está ubicado en casi 5 hectáreas y suena como al cielo.

Los huéspedes pueden esperar hallar una alberca, una cancha de tenis y una “sala para escuchar música” en las instalaciones; se pueden encontrar obras de arte de grandes como Andy Warhol y Tracey Emin en sus pasillos. También tendrá una cocina comedor donde se le servirá “desayuno y almuerzo ligero” e incluso una que otra clase de cocina ocasional, según WSJ. ¿La mejor parte? Cada una de las habitaciones del Maria Luigia estará surtida con piezas de Parmigiano Reggiano y medias botellas de Lambrusco, un vino espumoso rojo —ambos son locales de la región (y ciertamente le ganan a los chocolates en la almohada y las botellas de agua gratuitas).

Por supuesto, mientras te hospedes en la posada, querrás probar una comida en Osteria Francescana —causante de la fama de Bottura y actual campeón del título “Mejor Restaurante del Mundo” por los 50 Best. Por suerte, puedes reservar un lugar como invitado. Si nunca has comido allí, esto es lo que puedes esperar. Hay opciones para comida a la carta y menús degustación —si realmente quieres apostarlo todo, prueba Tutto, que abarca 12 platos— y el servicio es impecable, descrito como “una sinfonía bien orquestada”. Los platillos son ingeniosos e interpretativos y van desde palomitas de maíz hasta un plato llamado “una anguila nadando en el río Po”. Y después de que termines la comida, puedes regresar a tu habitación para tomar un Lambrusco y pasar la noche.

Si te interesa, las habitaciones en Maria Luigia costarán $519 dólares por noche, según WSJ. Todavía no hay un día oficial de apertura, pero es de esperar que sea pronto, mientras tanto, mantén una ventana de tu computadora abierta lista para reservar los vuelos, por si acaso.