Estos postres prueban que no solo usamos el maíz para hacer tortillas

Hasta en el espectro dulce no hay forma de negar que este vegetal es la base de nuestra alimentación
postres con maíz

Desde la época prehispánica los mexicanos hemos sido fieles al maíz. es parte esencial de nuestros tacos, antojitos y garnachas, pero a veces olvidamos que también juega un papel en el mundo de lo dulce. Aquí una guía para recordarlo. 

También te puede interesar: Un fin de semana dedicado a la buena comida y bebida en el primer Food & Wine Festival MX

Gelato de huitlacoche en Joe Gelato 

postres con maiz
Juan Pablo Tavera

La cremosa textura que define al gelato entra en la boca para desenvolver poco a poco la complejidad del huitlacoche que tanto amamos. Esta exótica y deliciosa combinación sólo está disponible en época de lluvias. José Luis Cervantes —el gelatero detrás del concepto— rota el menú según la temporalidad de los ingredientes así que no encontrarás este sabor después de septiembre, pero siempre hay variantes de este fruto como los gelatos de pinole (de maíz rosa, rojo o azul) y el de maíz tatemado. 

Dirección: Versalles 78, Juárez, CDMX

Tamal de cacao en Tamales Madre 

En este restaurante todos los tamales están hechos a base de maíces criollos. Para este utilizan cacao y maíz azul de Milpa Alta. Es vegano y viene acompañado de una natilla de pinole que agrega un toque cremoso para contrastar con la textura de la masa. 

Dirección: Liverpool 44a, Juárez, CDMX 

Panqué de elote de Maque

postres con maíz
Juan Pablo Tavera

Si solamente pudieras comer un panqué de elote por el resto de tu vida, tendría que ser este. Su exterior es dorado y crujiente y al morderlo da paso a un pan mushy y esponjado con un montón de elote. Cada mordida puedes percibir ese dulzor —de los que no empalaga— del elote mezclado con mantequilla. 

Dirección: Av. Emilio Castelar 209 G, Polanco, CDMX

Maíz en distintas texturas en Carolina St. Regis Punta Mita 

Una nieve cremosa de totomoxtle con notas ahumadas acompañada de polvo de maíz, chochoyotes y una gordita de maíz azul. Este postre hace honor a la gran diversidad de texturas que se pueden lograr con el ingrediente. 

Dirección: St. Regis Punta Mita, Nayarit

Isla flotante de elote y vainilla en Rosetta

isla flotante rosetta
Juan Pablo Tavera

La simpleza y balance que caracterizan la cocina de Elena Reygadas se hacen presentes en este esponjoso merengue. Va sobre una salsa cremosa hecha con elote y vainilla, la suave isla flotante va coronada con un crocante de caramelo. Para comerlo rompe el caramelo con la cuchara, después procede a cortar el merengue para terminar tomando una buena cantidad de salsa. 

Dirección: Colima 166, Roma Norte, CDMX

Merengue de totomoxtle con mousse de maíz en Cosme 

Está inspirado en los clásicos merengues de La Gran Vía que marcaron la infancia de Daniela Soto-Innes. Esta reproducción está hecha con un crujiente merengue con polvo de totomoxtle (las hojas del elote) tatemado y se sirve partido por la mitad para dejar ver un denso y dulce mousse de maíz. 

Dirección: 35 E 21st St, Nueva York, EUA