René Redzepi, David Chang, Andrew Zimmern y otros admiradores del chef, autor y anfitrión de viajes tomaron las redes sociales para compartir sus pensamientos.

Cuando se supo la trágica noticia de que el chef, escritor y conductor del programa de viajes Anthony Bourdain fue hallado muerto en su habitación de hotel en París a los 61 años, el mundo culinario despertó en un estado de luto. Bourdain estaba en Francia filmando un próximo episodio de su serie CNN Parts Unknown y, según los informes, se quitó la vida.

Muchos chefs y otras personalidades culinarias utilizaron las redes sociales para expresar su conmoción, tristeza y recordar la vida y el impacto que Bourdain tuvo en la industria alimentaria. Estas son algunas de sus reacciones:

Otros aprovecharon el momento para recordar y agradecer a Bourdain por las contribuciones a su vida personal y profesional, directa e indirectamente a través de su propio trabajo:

Las primeras memorias de Bourdain, Kitchen Confidential, sobre su tiempo trabajando como chef en restaurantes como Les Halles de Nueva York revelaron el intenso ambiente de trabajo que ocurre tras bambalinas incluso en los restaurantes más sofisticados. Su estilo de escritura sin restricciones hizo que la vida de un chef pareciera horrible y sexy a la vez, sin duda alentando a las generaciones futuras a entrar en el negocio. En sus últimos años, era más franco en muchos asuntos, tanto políticos como profesionales, incluido el tóxico lugar de trabajo sobre el que escribió y cómo ese entorno fomenta el acoso sexual que recientemente salió a la luz gracias al movimiento #MeToo.

Con la voluntad de hablar sin un filtro sobre una variedad de temas, junto con su pasión por todo tipo de alimentos, desde carnes callejeras hasta comidas elegantes y pollo frito de Popeye, Bourdain amasó una gran audiencia de seguidores hambrientos. Combinado con su aprecio y la atención cuidadosa de la cocina nacional e internacional en sus hábitats naturales en su serie de viajes, desde food trucks hasta restaurantes con estrellas Michelin, no es de extrañar que su muerte se sienta profundamente en el mundo de la comida y más allá.