Estudio halla 17 compuestos que determinan el aroma de un vino tinto

Solo se probó un vino tinto, pero esta "huella digital" podría ayudar a mejorar los aromas del vino en el futuro.
vino

Existen algunas notas en el vino tinto que la mayoría puede identificar sin mucho problema: limón, frambuesa y vainilla, seguro. Pero también existen algunos personajes que dejan a los bebedores casuales preguntándose de qué se están perdiendo. Muchos pueden llegar a identificar aromas que parecen muy extraños como: pañal de bebé, viruta de lápiz, o mantas para cubrir caballos.

Pero ¿cómo? si ni siquiera tienen un caballo o un bebé. ¿La gente realmente está percibiendo todos estos aromas extraños? Bueno, aunque cada quién tiene una nariz particular, un nuevo estudio sugiere que los vinos pueden tener una cantidad distinta de compuestos que contribuyen a la mayoría de sus aromas. Para esta investigación en específico, se encontraron 17 notas para ser exactos.

Utilizando la técnica de la cromatografía de masas de gas, un equipo de científicos de España y Rumania, analizó más de 80 compuestos volátiles que contribuyeron al aroma en un vino tinto rumano y se descubrió que solo 17 de ellos representaban el 95% del aroma general detectable del vino. Para los interesados ​​en la química, esos compuestos fueron propanoato de etilo, butanoato de etilo, octanoato de etilo, acetato de etilo, acetato de isoamilo, isobutanol, 2-metil-1-butanol, 2-feniletanol, E-2-hexenol, octanal, nonanal, decanal, γ-nonalactona, furfural, 5-metilfurfural, 2-metoxi-4-vinilfenol y cis-whisky lactona. Después de leer esta lista, entiendo un poco porque mejor la gente prefiere decir que tiene notas a limón o manta caballo.

Según un anuncio de la Universidad de Córdoba en España, donde se encuentran dos de los investigadores de esta investigación, los hallazgos del estudio no necesariamente se pueden extrapolar a todos los vinos, ya que solo se probó un tipo de vino tinto. Desafortunadamente, no se menciona el tipo específico del vino tinto que usaron.

Me puse en contacto con los autores para obtener algunas aclaraciones. La investigación fue capaz de crear la llamada “huella digital” de este vino tinto, y el trabajo adicional podría “ayudar” guiar el perfil organoléptico de un vino tinto que fortalece ciertas combinaciones de aromas. El objetivo principal de este estudio era observar cómo envejece el vino, por lo que determinar los 17 compuestos específicos fue algo secundario.

Independientemente de los resultados, sin duda el tema puede ser una conversación interesante en tu próxima cata de vino.

Los aromas son subjetivos en función de quien esté oliendo, pero un artículo como este parece implicar que, aunque la forma en que se percibe un vino y las palabras que usamos para describirlo pueden individualizarse, el perfil químico que sale de un vaso donde el vino está mucho más definido.