¿De verdad es sano comer yogurt bajo en grasa?

En comerciales y publicidad en general se aconseja comer yogurt como snack, desayuno o cena. Pero a pesar de que ser un alimento rico en proteínas, minerales y bacterias buenas que ayudan a la flora intestinal, la gran mayoría de yogurt comercial contiene hasta 4 cucharadas de azúcar por vaso.

Es fácil dejarse llevar por la falsa publicidad y por el “contiene 0% grasa”. Y aunque de verdad no tengan grasa, el problema está en la cantidad de azúcar que le ponen para compensar el sabor.    

De hecho el que le quiten grasa también es contraproducente ya que al quitarle la grasa natural, le tienen que añadir aditivos artificiales a su composición para reforzar esa pérdida.

También te puede interesar: ¿La leche es considerada un superalimento?

El yogurt se compone por una porción de leche fermentada (controlada) con bacterias que provocan la transformación del ácido láctico que se coagula y se convierte en lo que conocemos como yogurt. Al modificar, quitar y agregar al producto lo que obtienes ya no es yogurt es un “lácteo diseñado” en un laboratorio, que no necesariamente es algo bueno o sano.

El yogurt natural y puro, no tiene más vitamina A o B, no es rico en zinc y magnesio y no es “doble cero en grasa”. Este simplemente se obtiene de leche entera (pasteurizada) y es el proceso natural de una coagulación que se obtiene gracias a la fermentación láctica.

No es que sea bueno o malo comer el yogurt del súper, pero si estás buscando reducir tu consumo de azúcares y aditivos artificiales, no te dejes llevar por las apariencias y lee las etiquetas.