¿El chocolate blanco es en realidad chocolate?

chocolate blanco

El chocolate blanco no se ve como el chocolate, tampoco huele a uno, y mucho menos sabe a una tableta de chocolate amargo o de leche. Entonces, ¿por qué se le llama así?

También te puede interesar: Los mejores pasteles de chocolate en CDMX

Técnicamente no es un chocolate. La controversia surge porque el chocolate blanco no es auténtico porque no contiene sólidos de chocolate (cacao puro). El chocolate blanco se hace a partir de una mezcla de manteca de cacao, leche, azúcar, grasa de leche y lecitina. La manteca de cacao es una grasa de origen vegetal. Para que un chocolate blanco pueda salir al mercado debe componerse de un 20% de manteca de cacao, 55% de azúcar, 14% de sólidos lácteos y 3.5% de grasa. Y si hablamos de términos de salud este producto no tiene los beneficios del cacao más puro como fibra, vitaminas, minerales y una dosis extra de antioxidantes.

También te puede interesar: ¿Qué es el blooming en el chocolate y cómo evitarlo?

Es común encontrar productos que en su etiqueta tengan la leyenda “tipo chocolate” o bien que las barras sean de color blanco en lugar de marfil. Esto ocurre cuando los fabricantes sustituyen la manteca de cacao por grasas vegetales o animales así que la próxima vez que estés en el supermercado con antojo de algo dulce, te recomendamos comprar chocolates amargos o con leche ya que su porcentaje de cacao es mayor.