¿Cuál es la diferencia entre un bagel, un muffin y un crumpet?

Conoce las diferencias entre los reyes del desayuno.
pan, bagel, muffin, crrumpet

Un brunch dominical involucra ingerir platillos golosos, altos en calorías y llenos de sabor. El desayuno sustancioso suele acompañarse por familia o amigos y, por supuesto, también de mimosas o bebidas refrescantes. Pero de un tiempo para acá, los panes que suelen prepararse en el desayuno como el english muffin, crumpet y bagel aparecen cada vez más en feeds de redes sociales. ¿Sabes cuál es la diferencia entre cada uno de ellos? Acá te lo explicamos.

También te puede interesar: Los garibaldis: el pan dulce mexicano que inventó un italiano

crumpets-con-toppings
Foto: Victor Protasio / Food Styling: Chelsea Zimmer / Prop Styling: Prissy Lee

English muffin

También conocido como breakfast muffin, este es un pan que se hace con levadura y se espolvorea con harina. Se cree que en un inicio los sirvientes de la era victoriana los consumían a la hora del té. 

La popularidad del english muffin alcanzó su máximo esplendor durante los años que precedieron a la Primera Guerra Mundial. Los has visto en platillos icónicos como los huevos benedictinos o puedes comerlos solo con mantequilla y mermelada.

Crumpet

El crumpet es un panecillo  de masa muy espesa, pues solo se prepara con bicarbonato de sodio y leche (los muffins llevan levadura o masa madre). El crumpet se cocina solo por un lado, por lo que una parte es plana y tostada. La otra superficie es ligera y con orificios. Puede servirse con ingredientes salados como salmón ahumado, queso crema, cebollín y huevo cocido o con algo con más dulzor como mantequilla de cacahuate, jarabes y miel de abeja.

Bagel

A diferencia del crumpet, un bagel debe llevar un orificio en el centro. El pan en forma de una dona se cocina primero en agua y luego se fríe para obtener una textura crujiente. Las opciones de toppings son tan variadas como tú quieras, aquí te compartimos un par de opciones.