¿Cómo surgió la mimosa?

No es brunch sin mimosas.
mimosas

La mimosa es capaz de alegrar hasta el domingo más amargo. Aunque existen diferentes versiones de su origen de esta, casi todas están relacionadas. La primera versión indica que se creó a principios de los 20 en el Buck’s Club de Londres, donde hacían una bebida llamada Buck’s fizz que consistía de jugo de naranja, champaña y grandes cantidades de vino blanco.

Pero la teoría más famosa es aquella que asegura que alrededor de 1925 en el Hotel Ritz de París, se sirvió la mimosa como hoy la conocemos —partes iguales de champagne y jugo naranja—  la cual fue creada por el bartender francés Frank Meier.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ritz Paris (@ritzparis) el

Cabe destacar que la bebida se hizo muy popular por Europa, en especial entre las clases altas y la realeza británica, que la tomaban como aperitivo antes de la cena. De hecho a ellos se les acredita el nombre de mimosa, ya que anteriormente la llamaban Champagne Orange.

Y de hecho, existe una versión que indica que Sir Alfred Hitchcock las popularizó en San Francisco durante los años 40 en los rodaje de sus películas. Tiempo después, en los buffets estadounidenses se empezó a sustituir el bloody mary por la espumosa bebida.

Fue tal el éxito de las mimosas, que ahora las podemos ver en prácticamente todas las cartas de hoteles y restaurantes de brunch del mundo. Incluso existen algunas variaciones de la bebida, con jugos de otro tipo de fruta (como el de maracuyá) o algún licor para complementar (como el Cointreau).