Esta combi en la playa sirve unos de los mejores mariscos de Oaxaca

El verano pasado, tras pasar un tiempo en Oaxaca de Juárez y después en la Ciudad de México, me fui a la costa y encontré algo inesperado: al pasar frente a una combi Volskwagen antigua, con las puertas abiertas de par en par, mire hacia adentro a lo que parecía un grill de mariscos dentro del automóvil.

También te puede interesar: Los mejores puestos para probar las delicias del Mercado de San Juan

No era un puesto de comida. Era un restaurante. ¿Su nombre? Costeñito Cevichería. Había estado paseando por Playa Zicatela durante el día, un pueblo que la mayoría de la gente conoce como una playa donde los surfistas acuden en masa para perseguir el oleaje del Océano Pacífico. Tras haber estado fuera de EUA por un mes, estaba deseando hotcakes y un desayuno que no fueran tacos. Mi elección fue El Cafecito de Puerto Escondido, un pequeño café que sirve platos retacados de carbohidratos con tocino crujiente, huevos oaxaqueños, hotcakes como los de mi mamá, pan francés, roles densos con centros suaves y salsa picante. Pero luego, algunas horas después, tuve hambre otra vez.

Entonces, pagué, y caminé más cerca del Pacífico. Águilas pesqueras volaban en círculo sobre mi cabeza mientras caminaba, cuando finalmente aterricé, con admiración y confusión, frente a la furgoneta Volkswagen.

La camioneta blanca yacía entre las palmeras, a la derecha una pequeña palapa con techo de palma anunciaba la entrada del restaurante y justo en frente una palapa más grande donde está el restaurante, con sus mesas enterradas en la arena de la Playa Zicatela a unos pasos de las olas. Costeñito Cevichería se autoproclama como un lugar de ceviche, pero según lo que aprendí durante las dos veces que comí ahí, existe una oferta mayor: los productos del mar al grill.

Tienes que preguntar por los mariscos a las brasas que se cocinan dentro de la combi, en donde hay un asador de carbón improvisado. No están en el menú. De hecho, sostendría que la mayoría de las personas que terminan en este restaurante junto a la playa, es porque alguien les recomendó venir y qué pedir.

Relacionado: Qué hacer 48 horas en el Valle de Guadalupe, en Ensenada

Yo pedí camarón las dos veces, pero el pulpo también es hermoso. La primera vez, me dieron el camarón a las brasas bañado en una salsa de mantequilla con orégano. El siguiente día pedí el camarón frito y un pescado entero a las brasas, que se trata de la pesca del día, como una lubina o un pargo. Por $400 pesos, una pesca masiva cortada por la mitad llega a tu mesa, cubierta ya sea de mantequilla de orégano o salsa de perejil, ajo y limón. Todos los mariscos a las brasas, incluyendo el camarón y el pulpo carbonizado, vienen con ensalada y papas.

https://www.instagram.com/p/BiN8KurB11W/?taken-at=895230625

Costeñito Cevichería es como muchos restaurantes en el área de Zicatela y en todo Puerto Escondido —ya sea que hagas una parada para desayunar o comprar pan en El Cafecito, pidas unos tacos de pescado en Smoked Fish Tacos u optes por un picante pulpo con camarón en Coco Fish Zicatela— cuando hablamos de su simpleza costera y su característico toque oaxaqueño.

Comer mariscos asados dentro de una camioneta me recordó lo magníficoque es Puerto Escondido: un tranquilo espacio en la costa de Oaxaca, que aún no se ha vuelto irreconocible debido al desarrollo turístico. Aquí, lo que ves es lo que hay. Y en este caso lo que hay son mariscos a las brasas que recordarás por siempre.

Dirección: Costeñito Cevichería, Calle del morro S/N, Marinero, 70934 Puerto Escondido, Oax., Mexico. +52 954 127 0424.