Mujeres al poder: Valentina Ortiz Monasterio

valentina ortiz monasterio

Nota: En nuestra edición de junio, hicimos un homenaje a muchas mujeres en el mundo de la gastronomía. Creamos un listado de algunas de las figuras femeninas más prominentes de la cocina en Latinoamérica –aunque estamos conscientes que nos faltaron muchas-. Nos contaron sobre su visión, su recorrido, los retos que han enfrentado como mujeres y la visión a futuro que tienen de la cocina. Presentamos tan solo una vitrina que pretende funcionar como amplificador. Este es el tiempo de ellas.

“Yo nací multitasker y además estoy convencida de que todo se puede hacer, y hasta al mismo tiempo.” Aunque esta declaración podría parecer una exageración, al ver la trayectoria de Valentina Ortiz resulta evidente.

Hablando de @naciondevinos en @milenio y de la vida. @ilanasod ???

Una publicación compartida por Valentina Ortiz Monasterio (@valeomg) el

Abogada, cocinera y apasionada de la gastronomía ha sabido conjugar sus intereses para convertirse en una de las principales embajadoras de la cocina mexicana en el mundo: ya sea asesorando al gobierno sobre la promoción de México como destino gastronómico, liderando la plataforma Animal Gourmet donde ahonda sobre la cultura culinaria de nuestro país y todo lo que gira en torno a ésta, como chairman de los premios World’s 50 Best en México y Centroamérica encargándose de supervisar las votaciones o por su reciente incursión en la industria vinícola mexicana o con la expansión de sus dominios a través de la marca Paladar, desde donde realizará proyectos culturales y gastronómicos.

También lee: ¿Cómo se elige la lista Latinamerica’s 50 Best Restaurants?

Su tenacidad, persistencia y emoción han sido variables determinantes que la han ayudado a ser una de las mujeres más influyentes en la gastronomía mexicana.

El amor que Valentina tiene por la gastronomía inició a los ocho años al ver a su abuela paterna cocinar un curry amarillo en una olla que ahora ella utiliza para preparar el mismo platillo. Años después, la riqueza culinaria que fue descubriendo dentro de su país fue transformando ese amor en una vocación que quiso compartir con todos.

También lee: Grandes vinos mexicanos por menos de $800 pesos

Aunque admite que “el camino ya estaba recorrido. La cocina mexicana estaba en su mejor momento y solo había que trazar un plan que la detonara internacionalmente”, la realidad es que gracias a los planes de promoción y difusión que ideó, la gastronomía mexicana es hoy día un tópico mundial.