¿Tienes un restaurante? Ellos buscan invertir en tu negocio

Con una primera ronda de 150 millones de pesos, Resto Fund busca asociarse con establecimientos que necesitan apoyo tras la crisis por la pandemia.
restaurante, coronavirus, inversión, inversionistas

La pandemia frenó de golpe la actividad de los restaurantes y orilló a muchas adaptaciones: desde el envío a domicilio y las nuevas funciones de los meseros hasta la búsqueda de terrazas y áreas ventiladas, para alcanzar la ocupación de hasta 40% en la Ciudad de México en la primera etapa de la reapertura por ejemplo.

Otros cambios como la falta de música o las mesas con límites máximos de personas, aunado a la disminución de los ingresos de las personas, entre desempleo y reducciones salariales por la pandemia, terminaron por delinear la ‘tormenta perfecta’ de una actividad que en el país genera más de 2.1 millones de empleos.

También puedes leer: Ya puedes pedir comida de restaurantes como Pujol o Sud 777 a través de Rappi

Para intentar rescatar y apoyar a algunos negocios, George Diamandopoulos creó Resto Fund, un fondo de inversión privada enfocado en los restaurantes que ofrezcan un concepto emblemático, con prioridad en la experiencia del comensal.

“La primera ronda del fondo está enfocada en el pequeño restaurantero familiar que tiene de 1 a 4 o 5 locales, primero que tiene una marca muy aceptada, no queremos comprar conceptos que compiten entre ellos, son más conceptos niche (de nicho) que están muy identificados con el comensal y que probablemente están experimentando problemas financieros o de liquidez durante la pandemia”, aseguró en entrevista con Forbes.

En ese sentido, resaltó que miembros del fondo analizan las propuestas de restaurantes que se pueden sumar, en los cuales se pretende alcanzar participaciones de entre el 30 y el 70%, y a partir de ello se realiza la inversión acompañada de una asesoría para optimizar la operación y mejorar la situación financiera.

También puedes leer: Canirac lanza plataforma para competir con Uber Eats, Rappi y otras apps

“Nosotros nos asociamos con los operadores, el alma del lugar, el chef, el operador, y después de agregar valor a un socio de la industria importante, lo que sigue es ayudarles a bajar costos de operación, de compras, administración centralizada, implementar nuevas prácticas que son sumamente importantes, servicio a domicilio más eficiente, marketing digital, conectividad con el cliente a través de QR”, señaló.

Hasta el momento se han concretado 3 operaciones con emisión de capital, con 7 más en el tintero, aunque se prevé que el capital levantado, hasta ahora de 150 millones pesos, pueda servir para impulsar entre 20 y 30 restaurantes. La meta actual es alcanzar entre 30 y 40 restaurantes, pues el interés de inversionistas pasó de personas físicas a fondos institucionales, con lo que aspiran a levantar hasta 500 millones de pesos, relató Diamandopoulos, otrora gerente de Riesgo Global para América Latina de Scotiabank.

Apenas el jueves, la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) alertó de la pérdida de cerca de 300 mil empleos y el cierre de hasta 90 mil establecimientos a causa de la pandemia.

También puedes leer: Cheaf: una app que salva comida de restaurantes y la ofrece a menor precio

Por ahora, el primer acercamiento es con establecimientos de la Ciudad de México, pero el fondo está abierto a invertir en cualquier parte del país y puede ser contactado vía su página de Facebook. Este plan en sus primeros pasos se abocará a las grandes metrópolis: Guadalajara, Monterrey y Querétaro.

“Nuestro interés más que nada es buscar tickets que van de los 300 a los 900 pesos, casual fine dining hacia casual dining, una combinación de dos categorías, no queremos entrar en los restaurantes más caros y más lujosos, pero sí queremos entrar en lugares donde tiene una dimensión importante de experiencia para el comensal, no necesariamente quick service o fast food”, sostuvo.

Aunque Diamandopoulos prevé un aumento de aforo y una normalización del mercado en los próximos 8 a 12 meses, entre los principales desafíos persiste el mejoramiento del servicio a domicilio.

También puedes leer: Take a Restaurant convierte tu comedor en restaurante

“Muchas de las plataformas de terceros convierten los servicios en muy caros, también hay un problema grave en el control limitado de la experiencia que el restaurante puede entregar al comensal. Tener una integración mayor a la plataforma de envíos es muy importante, estamos investigando la mejor manera de hacerlo”, sostuvo.

Si bien al inicio de la pandemia se buscó sumarse a todas las plataformas para aumentar su exposición, el envío realizado por los propios meseros de los restaurantes o en el vehículo particular tuvo mayor éxito en mantener la experiencia desde el restaurante. De acuerdo con la Canirac, las compras en línea por parte de los usuarios pasaron del 15 al 30% entre los periodos pre y poscovid.

“El problema es que mucho se elige desde el comensal, de qué plataforma quiere comprar y lo que no quieres es limitarlo”, sentenció.

Contenido originalmente publicado en Forbes México.