Desde 1927 Protos es una de las bodegas más importantes y antiguas de Ribera del Duero, de hecho, fue la primera en la zona y la única que puede gozar del lujo de poner en su etiqueta el nombre de la región.

Con el paso del tiempo la bodega subterránea a las faldas de un castillo se fue extendiendo, provocando que a lo largo de más de 2 km bajo tierra se crearan laberintos reguardando todos sus vinos. Para 1986 se hizo una ampliacion de la bodegas en Burgos y en 2008 en Peñafiel -Ribera del Duero- y se construyó una nueva bodega a las faldas del cerro. El nuevo proyecto de la bodega tuvo la colaboración especial del arquitecto Richard Rogers, quien diseñó el Centro Georges Pompidou y el aeropuerto de Barajas en Madrid.

El trabajo de enólogos, directores, recolectores y diversos trabajadores de la bodega, ha sido clave para el éxito de Protos.

También te puede interesar: Conoce la bodega que tiene obras de arte en sus botellas de vino

En 2005, Marilena Bonilla se convirtió en la directora técnica de las bodegas, donde ha desarrollado en conjunto con el departamento de enoturismo visitas guiadas a la zona. Para ella lo más importante es dar a conocer cada detalle del proceso y contar la historia del viñedo, es por eso que busca perfeccionar y profundizar en el conocimiento de la elaboración de cada uno de sus vinos. El estudio profundo de levaduras le ha permitido experimentar con distintos elementos y verificar los aportes que cada barrica le da al vino y de esta manera reforzar la calidad del mismo.

“Un vino es una bebida hecha para disfrutar, para compartir, que desde el primer momento, si nos tomamos suficiente tiempo para observar y degustar, nos va a hablar de una zona concreta, una variedad de uva, un clima y un suelo particular. Y no solo eso, nos va a contar una historia única que puede llegar a ser inolvidable…” dice Marilena

Entre los vinos más famosos y reconocidos de Protos se encuentran: Protos selección 99 -que ha sido calificada como cosecha excelente y clasificada como una añada histórica-, Protos Gran Reserva 2001– las heladas tardías provocaron un vino con mucha estructura y alto contenido de polifenoles-, Gran Reserva 2005 – un vino con mucho cuerpo, de nariz elegante y complejo.

También te puede interesar: Los viñedos mexicanos que es posible visitar