¿Conoces la verdadera historia del mojito?

Al principio no se llamaba mojito.
mojito, historia del mojito, coctel

El mojito es un coctel popular originario de Cuba, hecho con ron, limón, azúcar, menta y agua mineral. Pero al inicio el mojito no se llamaba mojito. Cuenta la leyenda que a finales del siglo XVI, el afamado corsario de la corona inglesa Sir Richard Drake, subordinado del Capitán Sir Francis Drake, preparó la primera versión de una bebida que llevaba aguardiente de baja calidad, azúcar, limón, menta y otras hierbas. Esta bebida era conocida como draquecito, en honor a su inventor.

Se dice que “el draquecito” tenía todo lo necesario para superar y sobrevivir a los arduos días de trabajo, pues el aguardiente aportaba calor, el agua diluía el alcohol, el limón combatía el escorbuto (enfermedad típica de los marineros que pasaban meses embarcados sin comer fruta fresca), la menta y las hierbas refrescaban, y el azúcar permitía darle un sabor más dulce para poder disfrutar este brebaje.

También puedes leer: Sherry Cobbler: un coctel refrescante ideal para el calor

En 1860, la producción de ron era mucho más refinada y se añejaba, por lo que sustituyó al aguardiente y lo que en Cuba se conocía como “draquecito” se rebautizó como mojito, coctel que sin duda expandió su popularidad gracias al escritor Ernest Hemingway, quien es recordado además de por sus obras literarias, porque diario tomaba un mojito en La Bodeguita del Medio, bar que fue el primero en ofrecer públicamente este dulce coctel.

Actualmente se prefiere utilizar hierbabuena en lugar de menta, por los aromas que imprime al coctel, aunque en realidad si usas una o la otra, tendrás excelentes y refrescantes resultados. Acá te compartimos una receta de para hacer un mojito de jamaica increíblemente refrescante.

Síguenos en Google News para mantenerte informado