Nueva Zelanda: 96% de sus viñedos tienen certificación sostenible

El Informe de Sostenibilidad 2022 de los Vitivinicultores de Nueva Zelanda presenta argumentos sólidos para que el país sea uno de los más verdes del mundo en cuanto a la producción de vino.

Por Mike Pomranz

abril 29, 2022

Nueva Zelanda: 96% de sus viñedos tienen certificación sostenible

Foto: Mark Meredith / Getty Images

Nueva Zelanda ya es conocida por hacer un vino increíble, en particular Sauvignon Blanc. Pero a la industria vitivinícola del país también le gustaría ser conocida por algo más: la sustentabilidad.

También puedes leer: Lo conoces en invierno, ahora descubre el verano en Vail, primer destino sostenible de Estados Unidos

En el período previo al Día de la Tierra, el grupo comercial New Zealand Winegrowers ha publicado su Informe de sostenibilidad de 2022, que documenta el éxito de su programa Sustainable Winegrowing New Zealand (SWNZ), que ahora ha certificado 1840 viñedos y 310 bodegas. Números que incluyen la gran mayoría de los viñedos de la región.

“La industria del vino de Nueva Zelanda se ha ganado legítimamente su lugar como una de las naciones productoras de vino más progresistas del mundo”, dijo Edwin Massey, gerente general de sustentabilidad de New Zealand Winegrowers, al anunciar el informe (que se encuentra aquí). “Más del 96 % de toda la superficie de viñedos de Nueva Zelanda ahora está certificada como sostenible a través del programa SWNZ, y el 10 % de las bodegas de Nueva Zelanda cuentan con certificación orgánica. Es un logro del que podemos estar orgullosos, pero el verdadero trabajo consiste en garantizar que no solo mantener pero elevar nuestra posición con un compromiso duradero de mejora continua”.

viñedos-nueva-zelanda
Mark Meredith / Getty Images

New Zealand Winegrowers también tiene como objetivo ser neutral en carbono y cero residuos en vertederos para 2050, por lo que el informe también destaca los avances logrados hacia estas políticas. El cincuenta y ocho por ciento de las bodegas están “implementando iniciativas específicas para minimizar su huella de carbono”: por ejemplo, más de la mitad de los productores de Nueva Zelanda ahora usan botellas livianas como uno de sus métodos de empaque, y el 12 por ciento ha instalado paneles solares. Y en el lado de la viña, el 41 por ciento está tomando medidas similares para reducir la huella de carbono.

También puedes leer: WWF y Mezcal Amarás crean modelos de producción sustentable para Oaxaca

También se están tomando medidas para reducir el uso y el desperdicio de agua. Más del 90 por ciento tanto de bodegas como de viñedos cuentan con planes de conservación de agua, mientras que el 98 por ciento tanto de bodegas como de viñedos cuentan con programas de reciclaje o reducción de residuos.

“Son las acciones individuales positivas de las empresas vitivinícolas de Nueva Zelanda las que se suman para tener un gran impacto en la industria del vino y las que están ayudando a generar un cambio duradero”, continuó Massey. “Para nuestros productores y bodegas, la sostenibilidad significa cultivar uvas y producir nuestros vinos de fama mundial de tal manera que podamos hacerlo para las generaciones venideras. Cada poquito cuenta. Significa que los consumidores pueden confiar en que su botella de vino de Nueva Zelanda tiene se ha hecho con respeto por nuestro mundo y por nuestra gente”.

También puedes leer: Michelin otorgó nuevo símbolo de “trébol verde” a restaurantes sustentables

Mientras tanto, el informe en sí mismo termina con una analogía interesante: una con la que los bebedores de vino se pueden relacionar. “El viaje del vino desde la uva hasta la copa solo es posible gracias a cada pequeño detalle que se acumula en el camino”, escriben los autores. “El viaje de la sustentabilidad no es diferente. Todo lo que hacemos tiene un efecto dominó, a través de las vides que plantamos, las huellas que pisamos y los legados que dejamos”.

Síguenos en: Facebook / Twitter / Instagram / TikTok / Pinterest

Artículos relacionados