Diamondback: Este clásico poco conocido es una copa perfecta

"Es una bebida que rompe muchas reglas" dice Jim Kearns

Por Carey Jones

abril 19, 2022

Diamondback: Este clásico poco conocido es una copa perfecta

Foto: Cortesía de SLOWLY SHIRLEY

¿Qué sucede cuando el whisky americano, el brandy de manzana y un licor de hierbas francés clásico se encuentran en un vaso mezclador? Según un barman de Manhattan, tienes la bebida perfecta para culminar una gran noche. Conoce al Diamondback.

También puedes leer: Cervecería Monstruo de Agua: magos de las levaduras salvajes

“Esta siempre ha sido mi bebida preferida”, dice Jim Kearns, director de bebidas en The Happiest Hour y Slowly Shirley en el West Village de Manhattan.

Al igual que muchos bares, Kearns tiene debilidad por los cócteles antiguos que nunca alcanzan el éxito; el Diamondback se publicó por primera vez en Bottoms Up, un amado tomo de cóctel de 1951 de Ted Saucier del hotel Waldorf-Astoria de Nueva York.

También puedes leer: Celebremos el Día Mundial del Malbec al puro estilo argentino

“Es una bebida que rompe muchas reglas, pero se las arregla para tener éxito, basándose en el hecho de que solo contiene ingredientes grandes, deliciosos y llenos de sabor”, dice. “Contiene solo alcohol de 80 a 100 grados, por lo que es genial, como su nombre lo indica”.

Y eso es un eufemismo. El cóctel comienza con una buena medida de whisky de centeno americano (Kearns usa Wild Turkey), una base sustancial en sí misma. A partir de ahí, se fortalece aún más con Applejack, otra bebida espirituosa estadounidense clásica, añejada en barrica como un whisky pero con un inconfundible sabor a huerta. ¿El tercer componente? Chartreuse amarillo, un licor francés complejo e intensamente herbal que es un elemento básico de muchos cócteles clásicos.

Si bien el trío de ingredientes suena improbable, la bebida se combina maravillosamente: el centeno picante resaltado por el suave aguardiente de manzana, Chartreuse que aporta una riqueza de hierbas que une toda la bebida. Potente, memorable y digno de coronar una noche.

“Si es ese tipo de noche”, dice Kearns, “un Diamondback es la manera perfecta de terminarlo”.

También puedes leer: Mixología sin cruda: entendiendo los cocteles sin alcohol

Diamondback

  • 1.5 oz Wild Turkey rye
  • 0.75 oz Chartreuse amarillo
  • 0.75 oz applejack

Instrucciones: Combina los ingredientes en un vaso mezclador con hielo y revuelve hasta que esté muy bien frío. Cuela en un vaso de Nick and Nora frío o en una copa de cóctel (o, alternativamente, vierte en una jarra helada y sirve con un vaso frío al lado). Decora con una cereza.

Síguenos en: Facebook / Twitter / Instagram / TikTok / Pinterest

Artículos relacionados