La ubicación es un ingrediente elemental en la experiencia de Comal: una gran terraza que, sin importar dónde te sientes, ofrece una vista al hipnotizante vaivén del mar de Cortés. Basta que corra la brisa y tener en la mano un trago —café por la mañana, una copa de rosado a medio día, un martini para abrir el apetito en la cena, ustedes dicen—, para tener la mitad de la conquista garantizada.

También te puede interesar: Este hotel y restaurante flotante tiene impresionantes vistas de las auroras boreales

La cocina de Yvan Mucharraz —un viajero, que se ha alimentado de ideas y recetas lo mismo en Veracruz que a su paso por la cocina de chefs como Thomas Keller—, es el otro elemento clave. Mucharraz echa mano de interpretaciones personales de platos como el manchamanteles o el mole verde —una salsa con un marcado sabor a hierbas, más ligero que el tradicional—, de combinaciones infalibles como la del pulpo con castacán para taquear con tortillas hechas a mano y de los productos del mar que se han vuelto la bandera y orgullo de las baja californias: ostiones, lobina, totoaba. Su cómplice en el mundo dulce es Devin Mc David, creador del postre vegetal, ya famoso en Los Cabos, Peas & Carrots.

Por tratarse del restaurante del hotel Chileno Bay, está abierto desde el desayuno: un momento del día para engolosinarse con antojitos como las tlayudas con queso (mucho, queso) y chorizo o con la panadería. Aquí hay para todos.

Ubicación: Carretera Transpeninsular San José San Lucas Km 15, Hotel Chileno Bay