Esta receta de lasaña clásica es la definitiva. Lleva salsa de tomate, trozos de carne, mozarella rallado y queso ricotta. Es crujiente y cremosa, definitivamente ideal para cuando tengas invitados a cenar.

    • Cook Time45 min
    • Total Time2 hr
    • Yield10 a 12 porciones

      Ingredientes

      • ¼ de taza de aceite de oliva extra virgen
      • 220 gramos de carne molida
      • 220 gramos de sirloin molido
      • 4 cucharaditas de ajo cortado finamente
      • ½ cucharadita de orégano seco
      • ¼ cucharadita de peperoncino
      • 2 cucharadas de pasta de jitomate
      • 2 latas de 750 gramos de jitomates italianos pelados, cortados finamente, reserva el líquido
      • 1 lata de 750 gramos de puré de tomate
      • 2 tazas de caldo de pollo
      • 2 hojas de laurel
      • 6 ramitas de tomillo, amarradas juntas con un hilo de cocina
      • 1 pizca de azúcar
      • Sal y pimienta recién molidas
      • 680 gramos de salchicha italiana dulce, sin envoltura
      • 450 gramos de ricotta fresco
      • ¼ de taza de perejil cortado finamente
      • 2 cucharadas de albahaca cortada finamente
      • ½ taza de queso parmesano recién rallado
      • 450 gramos de queso mozzarella de leche entera (3 tazas)
      • 1 huevo grande, batido
      • 12 láminas de pasta para lasagna

      Method

      1

      En una cacerola grande de hierro, calienta el aceite de oliva hasta que brille. Agrega los dos tipos de carne molida y cocina a fuego moderadamente alto, rompiendo la carne en trozos grandes, hasta que no quede nada rosa. Agrega el ajo, el orégano y el peperoncino y cocine hasta que estén fragantes. Añade la pasta de tomate y cocina hasta que la carne esté cubierta. Agrega los tomates y sus jugos y el puré de tomate junto con el caldo de pollo, las hojas de laurel, el tomillo y el azúcar. Sazona con sal y pimienta y deja hervir. Cocina a fuego moderado, revolviendo ocasionalmente, hasta que espese y reduzca a 8 tazas, aproximadamente 1 ½ horas. Retira las hojas de laurel y las ramitas de tomillo.

      2

      Mientras tanto, calienta una cacerola grande. Agrega la carne de la salchicha en trozos grandes y cocina a fuego medio alto hasta que doren y estén apenas cocidos, cerca de 10 minutos. Pon a secar la salchicha y córtala en trozos de 1.2 centímetros.

      3

      En un bowl largo, combina la ricotta con el perejil, albahaca y ¼ de taza de parmesano. Agrega ⅔ de queso mozzarella rallado y sazona con sal y pimienta. Bate mientras agregas el huevo.

      4

      Cocina las láminas de lasaña en una cacerola grande con agua y sal, batiendo ocasionalmente, hasta que esté al dente. Escurre la pasta y enjuágala con agua fría. Pon las láminas a secar entre capas de toallas de papel.

      5

      Precalienta el horno a 190° C. Unta 1 taza de salsa en el fondo de un molde de vidrio para hornear de 23×33 centímetros. Cubre el plato con 4 láminas superpuestas. Extiende la mitad de la mezcla de ricotta sobre la pasta, luego cubre con la mitad de la salchicha, 1 ½ tazas de salsa y otras 4 láminas. Repite el proceso con el resto de ricotta, salchichas y las otras 1 ½ tazas de salsa. Cubre con 4 láminas de pasta y con 1 ½ tazas de salsa. Mezcla la 1 taza restante de mozzarella con el ¼ de taza restante de queso parmesano y espolvorea sobre la lasaña.

      6

      Hornea la lasagna por unos 45 minutos, o hasta que la parte superior esté dorada y crujiente en los bordes y el relleno esté burbujeando. Deja reposar la lasaña por 20 minutos antes de servir.

      7

      Prepara con antelación: La lasaña puede ser preparadas hasta el paso 5 y refrigerada durante la noche, o puedes hornearla antes y después recalentarla a 160º C en el horno.